Connect with us

Ese Contador sí que nos gusta

Alberto Contador Tour de Francia

Ciclistas

Ese Contador sí que nos gusta

Tiempo de lectura:2 Minutos

Hay dos Contadores. El que calla, se envuelve en sí mismo, se conjura y tira para adelante. Algunas veces con mejor suerte, otras se queda en el camino. Esta primavera lo dijimos cuando fue tantas veces segundo, mereció mejor suerte, pero le tocó perder siempre. Está también el Contador que habla, muchas veces más de la cuenta, el que se pone la venda antes de la herida, el que parece distante, desconfiado, frío. El Contador que se apoya en su tirón mediático para justificar lo injustificable, el que dice que pierde vatios cuando va de pie, porque mueve barbaridades sentado y se queda en el Mont du Chat o que ha decidido no seguir a los mejores cuando directamente se está quedando.

El Contador que perdió el Tour el domingo nos pareció el segundo, el que se descolgó a poco de coronar el Peyresourde, nos pareció el primero. Así lo vimos entonces, así nos ha parecido esta tarde cuando vimos a un ciclista abnegado, con un pasado esplendoroso y un presente a contracorriente. Aunque realizara su ataque, se veía que no iba a lado alguno porque sencillamente no tiene con qué hacer daño, se insertó en el grupo y empezó a subir el Peyresourde, no sé si presa de la nostalgia, pensando que aquí, diez años antes dio un sensacional espectáculo frente a Michael Rasmussen.

Bicicletas Santa fixie

Aquel día Contador le infringió tantos ataques al entonces líder, que su figura entró en otra dimensión. Una eternidad, diez años, que en el caso del madrileño parecerían cien con la secuencia de hechos que le han acontecido. Preso o no de los buenos tiempos, miró adelante y trabajó en rehacerse en la misma subida que entonces. Ha sido grande.

Nos gusta ese Contador, como el Contador de Niza que ha perdido dos veces en el mismo sitio en ediciones seguidas. El Contador que ataca a cincuenta de meta sin importarle las consecuencias, que se escapa con dos corredores, españoles para más inri, y le baten en meta privándole de etapa y bonificación para la general. Donde los absurdos de la banderita veían conjugar contra la leyenda del de Pinto, el corredor vio competición, que cada uno defiende unos colores y que a David de la Cruz le asistía la obligación de derrotarle.

Derrotas, Contador ha tenido muchas, y en muchas ha salido fortalecido, porque encajarlas con entereza te hacen grande. Te caes, te levantas y sigues, pierdes, te rehaces y sigues. Esto está haciendo Contador y no de cualquier manera, no a cualquier precio, su dorsal tiene un prestigio y un recorrido y en este tránsito pirenaico lo ha defendido con honradez, dando lo que tiene y dejando en la carretera las gotas de su bagaje. Este es el Contador que nos gusta, ese es el que igual hasta gana una etapa.

Imagen tomada del FB del Trek-Segafredo

Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-1-TOT
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Ciclistas

Inicio