Españoles por la vida de Cadel Evans

0
5
vistas

La semana pasada, aunque no era la despedida definitiva, el Tour Down Under abrió la recta final para la trayectoria deportiva de Cadel Evans. El ciclismo australiano tantos años en el circuito europeo, desde aquellos canguros que aterrizaron hace más de treinta años y dejaron de ser elemento raro en la gran más grande, el Tour, echará mucho de menos a este ciclista tachado por algunos de perfil bajo y miras modestas.

Sin embargo Evans deja huella en su país que ahora se pregunta por el relevo y en su despedida son muchas las personas que empiezan a reconocerle el mérito de haber hecho lo que ha hecho y de la forma que lo ha hecho. Porque este ciclista tan reservón en muchos pasajes, se ha batido en una época de guerra total por cuestiones relacionadas con el dopaje y la lucha contra el mismo. Sólo ha cabido ver cómo, en el momento en que se limpió el panorama de ciertos nombres, el australiano fue fijo en las plazas de vanguardia.

Andy Schleck fue segundo en el Tour que ganó Evans, igual que Alexander Kolobnev fue subcampeón en el mundial embolsado por Cadel, sin embargo si con alguien se las ha tenido que ver Evans ha sido con la hornada española que tan buenos resultados ha arrojado en tiempos recientes. Veremos en este breve repaso, que la singladura de Evans podría haber sido incluso mejor de no haberse cruzado con los españoles y veremos también lo caprichosos que a veces son este ciclismo y su devenir.

En la etapa final de Romandía 2006 aconteció una jornada premonitoria. Cadel Evans ganó la general tras superar en la crono de Lausana a Alberto Contador y Alejandro Valverde. El canguro ganaba delante de dos ciclistas con las que se las vería no pocas veces en años sucesivos.

Por ejemplo Alberto Contador ganó su primer Tour con Evans en segunda plaza. En aquella carrera influyó mucho la expulsión de Rasmussen quien en su mano a mano frente a Contador le dio un tiempo al madrileño que al final el australiano no pudo remontar. Y es que Evans y Contador han sido rivales recurrentes, entre otras carreras País Vasco y casi siempre con el hoy líder del Tinkoff-Saxo como ganador.

El principal duelo de Evans con Alejandro Valverde llegó en la Vuelta a España de 2009 y un incidente que nunca fue aclarado, aquella avería en la cima de Monachil que le costó a Evans el tiempo suficiente para alejarse del murciano en la lucha por la general. Ese día Evans mostró disgusto pero tampoco se le oyó respirar excesivo cabreo para el daño causado, incluso meses antes de que a Valverde le cayera la sanción por la Operación Puerto.

Carlos Sastre fue otro español que dejó a Evans con las ganas. Fue en 2008, en medio de un Tour desconcertante en el que el abulense plasmó el dominio de su equipo, con los Schleck por detrás, en el Alpe d´ Huez. Fue precisamente ese día en el que Evans comprendió que corriendo a contener nunca lograría nada importante. Esa lección la aplicaría camino del Galibier cuando Andy le puso contra las cuerdas y le obligó a reaccionar a tiempo.

Y finalmente Purito Rodríguez, quien cuenta por derrotas sus pulsos directos con el australiano. La primera en el mundial de Mendrisio 2009, cuando el catalán fue tercero toda vez se le fue Evans a poco de meta. Al año siguiente, y con el arco iris en ristre, Evans le levantaría la Flecha Valona en un excelente reprís final que dejó a Contador tercero.

Actor perenne, concienzudo, Evans se va y deja muescas. El ciclismo español puede dar fe.

Imagen tomada de http://www.theepochtimes.com/

INFO 

1

Prueba estos días Nacex y su servicio para llevar tu bicicleta everywhere… ni colas, ni cargados con equipajes…

Publicidad

Deja un comentario