¿Pero este cartel es sexista?

1
4
vistas

El ciclismo se convierte muchas veces en ese deporte trinchado por historias que, ajenas a él, siempre lo sacan como excusa, motivo argumento para mil cosas. Por ejemplo, ha sido curioso oír estos días, en el juicio que se celebra el Palma por el caso Nóos, a Pepote Ballester mencionar el equipo Illers Balears, la marca que patrocinó el conjunto de Eusebio Unzue hasta que entrada Caisse d´ Epargne antes de que llegara Movistar.

Aquel patrocinio, que en su día salvara la mítica estructura de Reynolds y Banesto en un momento crítico para el ciclismo español, entra de pleno en un proceso que está cercado de interés y expectación. Lo mismo decir del Palma Arena, el fastuoso velódromo mallorquín que está trufado de todo tipo de irregularidades en su concepción desarrollo y desenlace, en fin políticos.

Siguiendo con cosas que no son estricamente ciclismo pero que afectan al ciclismo, ha sido realmente increíble leer en El Correo esta noticia sobre la reacción de un grupo feminista de su mismo pueblo al cartel de la Iurretako Emakumeen Bira Ziklismo Kirol Elkartea, es decir la Vuelta a Vizcaya femenina.

1

Este grupo que critica abiertamente un cartel, y ha logrado retirarlo, que no tiene absolutamente nada de ofensivo al género femenino. Este grupo que granjea fama haciéndole un flaco favor a lo que dice defender no sabe que Agustín Ruiz las pasa putísimas para sacar adelante una carrera de mayor prestigio en España. Tampoco saben la realidad del ciclismo femenino por esos lares, ni siquiera a nivel internacional, con un desequilibrio salarial terrible frente al masculino. ¿Creen acaso que esto es la Champions? ¿Creen acaso que los organizadores se forran con esta carrera?

Tampoco creo que sepan que la incorporación de la mujer al deporte, en todos los niveles, no sólo en el ciclismo, está suponiendo una revolución en el mercado, con nuevos productos, específicos y marcas concretas para la mujer que practica deporte a nivel popular.

Esta gente cuyo cometido se justifica soltando tamaña niñería le hace un flaquísimo favor a las chicas que quieren competir con las mejores del mundo en un ejercicio que en su amplísima mayoría podríamos calificar de “por amor al arte”. Hacer una carrera ya es complicado como para pensar otro cartel. Sinceramente estoy indignado.

Porque el cartel es normal, no desprestiga la mujer, no la veja, ni la deja en mal lugar. Encaja el gesto de una mujer lanzando un beso en el ambiente de una carrera ciclista internacional. No sé si esta misma asociación vio el cartel de Harelbeke  de hace unos años, que aquí tampoco nos pareció mal, pero que sí coqueteaba con la ofensa. No sé, si ven eso y están en Flandes, queman al organizador.

INFO

Nacex Promo o como llevar tu bici al fin del mundo sin cargar con ella 

1 COMENTARIO

Deja un comentario