Connect with us

Esteban Chaves saca lecciones de la adversidad

Ciclistas

Esteban Chaves saca lecciones de la adversidad

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

Una fractura de clavícula. Ese el diagnóstico que ha puesto fin una de las temporadas más aciagas de la vida de Esteban Chaves, el ciclista que ha quedado en nuestra retina duramente golpeado en un descenso hacia Bolonia por perder el control de una de las ruedas de su bicicleta.

Chaves ha puesto punto y final a su campaña en el mismo sitio en el que hace un año por estas fechas tocaba el cielo. Esto es el ciclismo, es la vida, las cosas: durante un tiempo te sale todo, y acto seguido todo se gira contra ti.

Endura LDB Di17

En las puertas del último otoño, Chaves era el corredor de moda. Podio en la Vuelta, superado por dos superclase como Nairo y Froome, ganador en Emilia y primer monumento para un colombiano, en Lombardía, Chaves exprimía, si cabe, esa contagiosa sonrisa.

Pero la vida de miel no es ajena a la hiel y vaya añito de uno de los corredores más carismáticos del ciclismo mundial.

Segundo, pronto, muy pronto, en el Down Under de Richie Porte, su rodilla cayó en una tendinitis que le dejó seco y coartó el camino para el Tour, su primer Tour, en el que anduvo lejos para las posibilidades de un corredor que ha sido ya podio en Giro y Vuelta, e incluso disputado sendas generales finales.

Restablecido, sobre el papel, en la Vuelta fue, curiosamente, de más a menos, y digo curiosamente, porque estábamos convencidos que llegaba con cierto resuello. No fue así, y el corredor que aguantó a Froome en Andorra, se diluyó para acabar incluso fuera del top ten.

Con Emilia queda rubricada la temporada negra de Chaves, un corredor que estoy seguro le dará la vuelta a la hoja, la mire a trasluz y leerá entre líneas, sacando oro, petróleo de todo aquello en lo que muchos se ahogarían presa del desespero y angustia.

Chaves encierra una historia, aquí nos la contaron hace un par de años, cuando irrumpió todo clase en la primera semana de la Vuelta a España para prendarnos con su suave pedaleo y certera puntería.

Chaves quiso ser ciclista y fue ciclista cuando todo apuntaba a que no podría superar sus lesiones, partió a la otra punta del mundo, a ese hub de talento que es el Orica y creció hasta ser uno de los corredores más cotizados de esa hornada colombiana que amenaza con coparlo todo y por ende del mundo.

Chaves dice que la campaña acaba, ésta, pero que otra arranca ya, el 2018, en la que esperamos que el ciclismo haga justicia con uno de los que mejor propaganda le hace.

Imagen tomada de Orica

INFO

Bkool trae importantes novedades…

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
Clic para comentar

Deja un comentario

Más en Ciclistas

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio