Connect with us

El eterno vuelo de Thierry Claveyrolat

@JoanSeguidor

El eterno vuelo de Thierry Claveyrolat

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

Esta semana del Dauphiné, Angel Olmedo sacaba en Ciclo21 una pieza pormenorizando la grandeza de un ciclista que, 26 años después de tocar el cénit, ha caído en el olvido de muchos: Thierry Claveyrolat. Lo que son las cosas, a veces hay carreras o circunstancias que sitúan nombres interesantes entre otras leyendas, y eso es lo que le ha pasado al ciclista de Vizille, cerca de Grenoble, en el Dauphiné, con registros que le ponen por encima de Luis Ocaña, Lucien Van Impe y Bernard Hinault en lo que a premios de la montaña se refiere.

Yo recuerdo muy bien a Claveyrolat, recuerdo aquella etapa que ganó en el Tour de 1990 en Saint Gervais Montblanc. Ese año subió al podio de los Campos Elíseos junto a Greg Lemond. El americano de amarillo, el francés con el “polka jersey” de rey de la montaña. Recuerdo sus gafas oscuras, amplias como platos y montura fina. Su densa cabellera, escondiendo los rasgos de la ambición que siempre demostró en la carrera, una ambición plasmada en un pedaleo anárquico y zigzagueante. Todo un personaje.

Endura LDB Di17

Hacía tiempo que teníamos un artículo de Claveyrolat en las manos, fruto de la revista francesa Pédale! En el mismo se detallan muchas intimidades del francés que le sugieren como un corredor único en su especie, una especie de incomprendido que puso fin a su vida de forma trágica, suicidándose en su domicilio.

En su memoria, un grupo de ciclistas la AS Grenoble se reúnen cada cierto tiempo para recordarle. Entre otros asistentes a esas reuniones suele presentarse Laurent Biondi, hoy director de Romain Bardet en el AG2R. También está por la zona su hermano William que se enteró del fatal suceso de Thierry por el gentío y la prensa que habían enfrente de su casa el día del suceso.

Thierry Claveyrolat fue un ciclista peculiar. Su mejor amigo fue Jean Claude Colotti, uno de los gregarios de Lemond en el Tour de 1990 dentro de la estructura del Z. Ambos compartieron altillo en Grenoble cuando corrían para el RMO, el equipo en el que también militó Paul Kimmage, hoy periodista y autor de un libro que por cierto estamos leyendo y en el que se cita varias veces a Claveyrolat.

Este francés introvertido acostumbraba a llegar tarde a la mesa de la cena y no escatimaba mal humor para los conductores que le increpaban en la carretera.. Colotti recuerda cuando se puso implantes de pelo y también su relación amor odio con quienes muchos consideraron su sucesor natural, Richard Virenque, quien también creció en las huestes del RMO aprendiendo de las artes de un chaval que siempre quiso se “grimpeur”, aunque curiosamente inició su coqueteo con las anfetaminas, en un meeting de pista en el año 87.

Deportivamente tuvo una gran decepción, el mundial de Chambery de 1989. El influjo de Cyrile Guimard en la selección francesa era tal que todo aquel ciclista que no fuera del Renault se consideraba rival. Claveyrolat quedó quinto, por delante de Laurent Fignon, en una carrera que había preparado con tanto mimo que obviamente no iba a trabajar para otro. Aquello le valieron los reproches de su propia selección.

A pesar de la disciplina del equipo, no disimulaba en exceso su gran momento de la tarde, cuando en las terrazas de los bares daba cuenta de una Pelforth. Sembraba de miguitas , en pleno apogeo ciclista, el camino hacia un alcoholismo destructivo que tuvo su momento cumbre cuando se emborrachaba con los clientes de su bar. Mal negocio que acabaría aún peor con los años.

Imagen de echozas.wordpress.com

INFO

Olvídate de cargar la bicicleta en tus viajes…

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
Continuar leyendo
Te puede interesar...
Clic para comentar

Deja un comentario

Más en @JoanSeguidor

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio