Fabian Cancellara traiciona su grandeza

0
6
vistas

Esta mañana recibí un mensaje en WhatsApp de un amigo advenedizo. “¿Es esto normal? Ojalá no gane el mundial” me preguntaba y aseveraba en relación al anuncio del abandono de Fabian Cancellara en la Vuelta a España con el objetivo de ganar el Mundial toscano.

Está claro que cada uno planifica su año y objetivos como le place. Fabian Cancellara es un obvio ejemplo de lo selecto que apunta y que cuando afirma querer algo no repara. Su espectáculo en la última primavera volvió a ser memorable. Aun siendo la rueda que todos tuvieron marcada, no se privó de volar sobre el adoquín y trabar una racha memorable no sólo en lo estadístico, sino en lo emocional, pues la forma de ganar Roubaix este año le hace eterno.

Dicho esto, no es de recibo que un ciclista de su factura marque un día en el calendario para decir que se va. Se ve que su retirada de la Vuelta una vez ésta llegara a Burgos estaba cantada. Cancellara no es un neo al que haya que dosificar, ni se le vio lesionado ayer camino de la ciudad atravesada por el Arlanzón. Entonces ¿cómo mascar esa retirada?

Hay dos lecturas. Una me la propició Adrián Roca, quien situó las razones de Cancellara en el plano individual. Vino a la carrera a ganar una etapa, coger forma y minar la moral de quien debe ser su principal rival en el Campeonato del Mundo CRI, Tony Martin. Estos tres objetivos se han concretado hace días, además. Desde luego el final que los dos mejores croners nos ofrecieron en las rutas de Cáceres es posiblemente uno de los momentazos del año. Hasta ahí perfecto, e incluso el organizador de la Vuelta debe sentirse honrado por el bagaje de Cancellara.

Pero no sé si es tan loable marcar un día para dejar la carrera declarando que te mueve otro objetivo. Eso no lo tengo tan claro por qué la grandeza que destiló tu actuación en días precedentes queda en entredicho. Es cierto que hay ciclistas que van a pasear y rodar a las carreras de la forma menos disimulada del mundo. Cancellara ha entrenado en la Vuelta pero ha brindado buenos momentos, sin embargo embarcarse en una fecha concreta le desacredita.

Y le desacredita casi tanto como el dejar la carrera con un compañero en clara situación de disputar la victoria porque si no recuerdo mal, el suizo descartó un ataque en un final en llano, creo que fue Tarragona, porque dijo que una vez ganada la crono se centraba en ayudar a Chris Horner en su empresa de disputar la Vuelta. Esa empresa está ahora mismo inconclusa y no sé qué debe pensar el risueño norteamericano de la salida de uno de sus mejores colaboradores.

Radio Shack dejará el pelotón en breve. Trek ocupará su plaza como sponsor principal. No sé hasta qué punto la firma de bicicletas está por la labor de enderezar una situación tan repetida en este equipo que ensombrece los buenos momentos que algunas de sus figuras nos propician. Este equipo es un desastre y no se oculta. Son formas de hacer.

Foto tomada de www.Zikliamatore.com

Deja un comentario