Connect with us

En este Giro no hay faroles

Opinión ciclista

En este Giro no hay faroles

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

Ensalada de emociones en la cima de Campitello Matese. Primero Beñat Intxausti que cruzó los dedos, se los besó y señaló al cielo. Hoy hace cuatro años fue testigo de la horrenda pérdida de Xavier Tondo. Sufrió como un auténtico campeón en alguno de los tramos de este puerto en el que en su día triunfara Alberto Fernández, otra ausencia mil veces evocada. Beñat vino de la fuga, de muy lejos y un suizo, Reichenbach estuvo cerca de hacerle dimitir en algún pasaje de la subida. Sobrevivió al helvético, tiró de raza, Xavi pedaleó con él, y ganó a pesar del acoso de Mikel Landa.

Segundo, mosqueado, desbordado por la ambición, Mikel Landa, el hombre que puede acabar teniendo la llave de la carrera si sigue así, delante, cerca de los mejores y muy fuerte, puede ser el ciclista que desequilibre a favor de su compañero, Fabio Aru.

Endura LDB Di17

Luego llegó el grupo de favoritos, con diferentes balances y sensaciones. Aru volvió a ser el dinamitero. Los mejores ciclistas italianos ahora mismo son isleños. Aru es sardo, aguerrido y lanzado. Atacó, dando continuidad al esfuerzo de su equipo, y aunque no sea líder de la carrera ejerce como tal, a la vista del perfil conservador que Contador ha tenido que asumir.

Con Aru, también en el grupo importante, Dario Cataldo, como síntoma de que en Astana vuelan, a veces tanto que eclipsan a Richie Porte y los suyos, ahora mismo en una posición cómoda, cómoda, pues su líder va sin contratiempos, mantiene la plaza y tiene una enorme corno en le horizonte. Eso sí, en este duelo de egos, Porte no omitió el ataque.

Y en medio de todos, discretamente ataviado de rosa, Alberto Contador, un líder que restaña un hombro maltrecho que quizá al final no le suponga la dificultad que muchos esperaban. Si le duele, disimula pero que muy bien. Se mantiene atento, tiene la sartén por el mango, pero el equipazo que le rodea presenta grietas porque no es normal que cuando varios compañeros rodean a Aru y Porte, al líder no le quede nadie de quien echar mano.

Viendo como funciona Astana es obvio que Tinkoff necesita algo más. Un equipo no sólo son nombres ilustres, se precisa presencia en los momentos clave y Astana va hacer de cada curva, de cada subida, de cada recoveco, un infierno para los asalariados del magnate ruso. A las puertas de atravesar el primer tercio, es obvio que aquí alguno ya ha corrido como si no hubiera un mañana.

INFO

Seis ciclistas nos enseñan sus bicis con @SantaFixie

2

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
Clic para comentar

Deja un comentario

Más en Opinión ciclista

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio