El baño de realidad de Chris Froome

7
1
vistas

Hay realidades que hacemos nuestras en base a nuestra percepción. Interpretaciones quizá contaminadas por el deseo pero argumentadas por lo que pasa en vedad. Por ejemplo este Tour. Llevamos días diciendo y pensado que hay carrera, que la suerte es un fino alambre que puede torcerse a favor de unos u otros, dependiendo cómo sople el viento o vire la carretera-

Creímos realmente que a este Team Sky se le podía meter mano. Lo creímos firmemente, e incluso seguimos pensando que el equipo de negro que amenazó con el dominio total sigue siendo muy inferior al rodillo que habíamos imaginado. También quisimos ver debilidad en Chris Froome cuando se quedó cortado en una etapa tenida como intrascendente como la del pasado viernes. No supimos qué pensar a qué jugó Ian Stannart cuando dijo que su compañero, vestido de amarillo, no pudo estar en la pomada en los momentos que Saxo Bank pasó a romper la carrera.

Sin embargo en los momentos de la verdad el resultado siempre ha sido el mismo, aunque en esto nunca quisimos engañarnos. Toda aquella competición que pasara por el cuerpo a cuerpo sabíamos que tenía un favorito llamado Chris Froome. Hoy, a pesar de la velocidad de vértigo que condujo al pelotón hasta la falda del Ventoux, Froome ha demostrado que es incontestablemente superior a sus rivales. No hay donde agarrarse para un argumento diferente, ni si quiera a su peculiar modo de arrancar ni de descolgar a rivales. No sabemos dónde mirará cuando retuerce el gesto, pero lo cierto es que a pesar de tan “ortopédicas formas” el titular del maillot jaune es el mejor por donde se mire.

Sin embargo la etapa del Ventoux nos ha dado matices y colores para el pulido general del cuadro resultante. Dos ciclistas merecen una mención y casi en el escalón de mérito de quien domina la carrera con brazo de hierro. El primero Mikel Nieve que demuestra que en Euskaltel hay alta de autocrítica y enmienda a una muy mala temporada que puede acabar de la peor de las maneras. Nieve atacó cuando nadie dio un duro por él y mostró el convencimiento de que estaba en lo cierto cuando arriesgaba. En la cima de los vientos ha tenido su consagración, el tramo de engarce con esa maneras mostradas en el Giro de hace dos años y que no había vuelto a evidenciar. Cuán agradecido debe estar Alberto Contador a su ritmo amigo en los peores momentos. Grande Mikel.

Y por otro lado, Nairo Quintana, el hombre que sube sin ofender. Saltó un poco después de Mikel Nieve y fue el último en ceder ante Froome. Amigo Armstrong si hoy Froome hubiera dejado ganar a Nairo no habría habido ni regalo ni concesión. Con este boyacense las cosas son tan leves, tan sencillas, que no surge la mezquindad que manejó el americano desterrado. Pero es que además Nairo colaboró con Froome en una excepcional maniobra que, atención, le puede acabar dando el podio, el premio de la montaña, la clasificación de los jóvenes y no sé si hasta la etapa.

A falta de seis etapas para el final, tres de montaña, más una crono y la llegada a París, todo indica que la última página del Tour 2013 la deben escribir los que en un pañuelo se están jugando las dos plazas del podio que acompañen a un Chris Froome sencillamente inigualable.

  • EddyJacome

    No es antioqueño, es boyacense y por eso tiene esas facciones indígenas tan marcadas, saludos gran blog.

    • Iban

      Corregido. Gracias

    • reynaldo villamizar

      Pero colombiano y con mucho honor ante todo, y con respeto pregunto, es algun delito tener caracteristicas o facciones indigenas? o los nacidos en antioquia son clase aparte? este servidor que hace esta pregunta aclara, no soy boyacense, ni antioqueño, soy norte santandereano, colombiano, respetuoso del ser humano.

      • en defensa de lo que comenta Eddy, creo que su comentario ha sido respetuoso y fruto del origen que yo mismo indiqué en el artículo

      • EddyJacome

        en ningun momento insinue alguna discriminacion, solo queria ilustrar a Iban para que conociera un poco mas de nuestras razas de ciclistas. Sus mismos origenes lo hacen una persona abrumadoramente humilde y luchadora incansable, es una virtud que sobresale en los campesinos boyacenses, como Nairo y como Juan Mauricio Soler, y claro, Lucho Herrera.

  • marcopantani

    Siento un gran respeto por Euskaltel, pero creo que Nieve en otro equipo, sería un ciclista mucho mejor aprovechado.

  • Carolina

    Froome está intocable, da un poco de miedo verle atacar. Crucemos los dedos a que de aqui al final, tenga un mal día.