¿Qué fue de Igor Antón?

0
9
vistas

En 24 horas la Vuelta a España ha pasado por dos enclaves decisivos en la trayectoria de Igor Antón, ese ciclista vizcaíno que un día ganó en Calar Alto, con la bendición del entonces inminente campeón olímpico, Samuel Sánchez, prometiendo metas altas, altísimas, que muchos años después creo que quedaron en castillo de naipes.

Mientras el peloton abordaba este miércoles los alrededores de la Peña Cabarga, recordé la edición de hace seis años y lo que pasó en su base, cuando Anton, vestido de rojo y sólido líder, se cayó y abandonó la que fue primera grande de Vincenzo Nibali. Entonces, como dos años antes camino del Angliru, nos quedamos con las ganas de saber sobre el techo de ese corredor de afilada mirada y palmarés trufado de exquisiteces.

Este jueves, la carrera llegó a Bilbao, e Igor Anton comentó que iría verla para saludar a sus compañeros del Dimension Data y no sé si a arreglar su situación para el año que viene tras una temporada, otra, para olvidar. Antón dejó la carrera hace unos días, por problemas estomacales adujo. Como digo lleva un año terrible, en blanco, en un equipo donde las aspiraciones ya no son las de dejarse ver con elementos como Cavendish o Cummings.

La llegada a Bilbao de la Vuelta de 2011 fue especial por muchos motivos. Era el regreso de la carrera al País Vasco desde finales de los setenta. Dos Euskaltel se fugaron ese día con el buenazo de Marzio Bruseghin, quien dio a esa escapada mucho más de lo que la estrategia recomendaba. Anton entró solo en la Gran Via de Bilbao con esas celebraciones marciales que le caracterizaban. Quizá sería interesante saber de los vericuetos de aquel día, de la “entrega” de Bruseghin yendo con dos rivales del mismo color y esas cosas que como un día dije quedan en el pelotón pero que a la gente le encararía saber.

Cuando Euskaltel desapareció hace tres años, Antón fichó en el tiempo añadido por Movistar. De azul lo más destacado que recuerdo fue el favorcillo que le hizo a Contador cuando pinchó en el pie del Mortirolo el año pasado. Ganó una carrera, creo que fue Asturias, en esa merienda que el equipo telefónico hace cuando corre en España, pues lo hace casi sin competencia. Poco más.

Fichó por el Dimension Data y sin novedad. Anton dice que está jodido porque ha tenido que dejar la carrera cuando mejor estaba. Lleva tiempo diciendo que lo deja todo en su mejor momento, es como un día de la marmota, pero lo cierto es que no se le ve, y lo peor, tampoco se le espera.

En su día comparamos su rendimiento y ganas con Omar Fraile, hoy ambos son compañeros y cualquier comparación es odiosa. En su día dijimos que Anton no tenía tiempo para autocomplacencia, en el primer post que vetaron en otro medio en la historia de este mal anillado cuaderno. Hoy nos preguntamos qué fue de Igor Antón.

Imagen tomada de FB del Dimension Data

Publicidad

Deja un comentario