La resurrección de los seis días

0
5
vistas

Si me pidieseis definir los Seis Días de Londres diría que son una mezcla de deporte élite y entretenimiento general con música, luces, negocios y mucha diversión.

La empresa que hizo posible su vuelta, tras 35 años sin celebrarse, quería crear un relato, una especie de historia que se alargara durante toda la temporada en pista mediante varias mangas con diversas sedes que pudieran organizar en propiedad o con con permiso del dueño de los derechos.

Está claro que han elegido mercados donde hay mejores condiciones económicas, más cosmopolitas, y donde el ciclismo está de moda. No en todos los sitios las cosas están igual. En algunos casos se ha permitido que eventos históricos sigan vivos, como el de Berlín.

En Palma de Mallorca sin embargo el evento será algo nuevo, eso siempre genera dudas, pero ojalá lo respalde una comunidad que vive del ciclismo día a día gracias al turismo. 

La clave del espectáculo está también en el programa que se ofrece. Si se estudia lo que quiere el mercado, se puede lograr un programa completo y capaz de atraer a los mejores atletas y tener entretenido al público, tanto del velódromo como de la televisión.

Ademas de la tradición de los Seis Días basados en carreras a la americana, los sprinters montan el espectáculo con sus 200 metros, sprints cara a cara y los keirin… hasta bailando en el escenario con el DJ, mención especial para el estadounidense Nate Koch, que se trajo un traje de dinosaurio, sí, de dinosaurio para bailar ante el publico. El ciclismo femenino también tiene su cuota igual que los sub-21, mostrando lo que ha de venir.

Todo contribuye a montar un evento que podríamos definir como “fiestero”. La pista en UK hace estragos, porque empieza a ser un deporte accesible a cualquier ciudadano. El éxito olímpico influye enormemente. Todo deporte pequeño necesita medallas y cobertura profesional para poder crecer al nivel base.

A raíz del éxito del centro nacional de ciclismo (Velódromo construido en Manchester con motivo de los Juegos de la Commonwealth de 2002) se han construido pistas en Derby, Glasgow, Newport y Londres – todas abiertas al uso público. Ahora todo el mundo puede probar una pista relativamemnte cerca de casa

Todo contribuye. El público británico empieza a hacerse notar en el el ciclismo. Vimos el fervor de las masas en el Tour en Yorkshire hace un par de años, y el que haya visto las ultimas Tour of Britain (y posteriormente Tour de Yorkshire) sabe que las carreteras se llenan de gente como en las grandes Vueltas. En pista es igual. El Velódromo de Londres genera un buen ambiente y un ruido que dejaba a todo corredor visitante impresionado. A Cavendish y Wiggins, los recibieron como héroes. 

No obstante estamos ante unos meses importantes que podrían cambiar la imagen pública del que es hasta ahora, un mito del deporte británico, Brad Wiggins. Tras las filtraciones de los Fancy Bears, hay una investigación independiente de la federación y del Team Sky, y hasta el mundo político ha credo un comité para investigar los supuestos hechos. Hasta que sepamos los resultados, no sé si cambiará o no la opinión del publico.

Lo que está claro, es que tanto Wiggins como Chris Hoy SON EL CICLISMO para la mayoría de la gente en UK, que no entiende ni sigue el deporte de cerca.

Por Rob Hatch, narrador deportivo. En su currículo ha contado en inglés algunas clásicas para varias televisiones del mundo en inglés, el Giro en Eurosport y el Tour con la BBC. También ha narrado fútbol y voleibol y ha estado en varios juegos olímpicos, paralímpicos, juegos asiáticos etc…

INFO

Prueba a enviar tu bici donde quieras con Nacex

Publicidad

Deja un comentario