Connect with us

Giro: El doble filo del público

Giro de Italia - publico Zoncolan JoanSeguidor

Opinión ciclista

Giro: El doble filo del público

Giro: El doble filo del público

Tiempo de lectura:2 Minutos

El público, tan necesario, muchas veces es un peligro

Se esperaba reventón del público en el Zoncolan, la cima del Giro, y lo hubo.

¿Cuánta gente subió?

Cruz – LEadboard2 Post

Pues esto es como las manifestaciones, al gusto del consumidor.

Leí 100.000, el mayor estadio deportivo del mundo… a mí me parece una barbaridad esa cifra, pero doctores tiene la Iglesia.

El ciclismo sin gente no tiene alma, ni pedigrí, casi ni interés.

Hemos visto grandes carreras carentes de gente, Juegos Olímpicos de Pekín y Río, muchas etapas de Vueltas de hace años: subidas de estaciones de esquí andorranas hechas en la clandestinidad.

Una pena.

En el Zoncolan el público tiene un inmerecido interés

Pero entre aquello y lo del Zoncolan hay muchos grises.

Recuerdo que en Flandes se regalaron fotos de respeto por el ciclista, una muchedumbre saludando el paso de los ciclistas y nadie poniendo un pie delante de otro.

Respeto total por el ciclista, su seguridad, su integridad.

Eso ocurre cada año, como en Roubaix, pero las grandes vueltas no parecen estar en la misma sintonía.

El Zoncolan es un ejemplo clarísimo de lo que decimos, pero también muchas de las subidas del Tour y no hablar de la Vuelta a California, con una colección de personajes en toda su extensión corriendo arriba y abajo en paralelo con los ciclistas.

Ahora bien, a veces hasta en Flandes nos llevamos sorpresas…

Imbéciles los hay en todos los sitios, hasta en Flandes

Se dice que hace tiempo que el ciclismo no para de poner vallas y distancia entre los corredores y los aficionados y creo que esto va a más. Irá a más.

Es increíble comprobar que no pasan más cosas, que no hayan más tarados como aquel que le propinó un puñetazo a Eddy Merckx o el que arrojó orina a Chris Froome.

El ciclismo tiene el don de conectar como ningún otro deporte el aficionado con el deportista.

El ciclista sube a puertos que anteriormente han hecho seguidores que se sienten bien haciendo la subida por adelantado y esperarles en la cuneta.

Es algo que sólo pasa en el ciclismo.

Y corremos el riesgo de estropearlo, y lo que es peor, aumentando los costes de seguridad y movilización de voluntariado hasta marcar registros de récord, como se dijo en la previa al Zoncolan.

Y aún y así hay uno que va de dinosaurio corriendo junto a los ciclistas, ganándose el tortazo de Chris Froome.

Ves la televisión y padeces por corredores al límite de todo en manos de cuatro exaltados.

Lo siento pero eso no son aficionados al ciclismo, son como los tontos del fútbol que montan una juerga alrededor de una carrera, como podrían hacerla en el jardín de casa.

A este paso igual un día diremos que el ciclismo fue el más bello hasta que alguien lo mató.

Imagen tomada del FB del Giro de Italia

INFO

Envía tu bicicleta con Nacex

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Opinión ciclista

Inicio