El Giro ya son dos carreras

0
287
vistas

Como es la afición, la más acérrima y comprometida, es decir que Tom Dumolin nos recuerda vagamente a Miguel Indurain y se erizan los sentimientos y las expresiones. Pues bien, ahí va otra, otro rasgo que nos recuerda al gigante navarro: la etapa que ha atravesado los Apeninos para dejar la Toscana y entrar en la Emillia Romagna. Lección de tranquilidad, de saber llevar y gestionar la desventaja de Tom Dumolin, rosa en ristre, a la espera de jornadas más complicadas, en las que seguro le pondrán en más problemas.

La jornada central del Giro fue una etapa típica de gran vuelta, cuando está entra en la fase morada, que no negra, del gran fondo. Hubo dos carreras y un ciclista en ambas: Andrey Amador, el especialista del Movistar en el Giro de Italia. El negocio pareció redondo, por momentos perfecto. Amador por delante, filtrado en el corte bueno y poniendo el foco el sobre la principal sima que se adivina la líder: su equipo.

Sunweb no será el mejor bloque del mundo, no tiene la calidad ni cantidad de Movistar, pero aprende de los errores, y aquel que aconteció en la sierra madrileña se dio aquella vez, otra cosa es que repitan a las primeras de cambio. Pusieron a uno, al mejor de los gregarios, Tem Dam, delante y por detrás dejaron hacer. No bajaron los brazos, pero llevaron la carrera al límite, como Dumolin en la crono, pero por omisión.

Y pasó lo que tenia que pasar, cuando Amador pisó por momentos la segunda plaza, sin amenazar nunca la primera, otros tomaron las riendas que el Sunweb tiene que declinar por obvia incapacidad para mantener el ritmo hasta el final. Dumolin sabía de la querencia de su compatriota Mollema por eso que llaman un puesto y que por él, el neerlandés mata. Trek entró, poco, pero entró. Luego la FDJ, y al final Bahrein para animar el ataque de Nibali.

Fue suficiente, la amenaza de Andrey Amador ya no fue tal. Me da que el costarricense o quiso jugar fuerte sin gastar nada, tenía tres hombres con él, o no va lo fino de antaño. Sea como fuere, la jornada parecía propicia para mermar a los hombres de Dumolin y al final Movistar ha sido quien más ha gastado. Ojo, que no lo han hecho mal, como en el Blockhaus, han ejecutado el plan, pero éste no siempre sale. El Movistar de 2017 sí que hace el trabajo, no espera a otros y aprovecha tener dos bazas entre los mejores, cosa que no hizo hace un año cuando tenía dos en vanguardia.

La jornada no obstante, lo estabais esperando, lleva un nombre, Omar Fraile. Estoy sinceramente atónito. El del Dimension Data no corre vuela, se mete en el primer corte, en el segundo, llega en el tercero y… gana a Rui Costa, un killer que lleva una colección de segundos que le quitaría las ganas de correr a más de uno de su misma condición. Fraile excede con mucho lo que podamos decir aquí y no nos atrevemos a añadir mucho, sólo que nos alegramos por un chaval cuyo esfuerzo siempre apreciamos y valoramos. Verle así nos conduce a una conclusión: que le seguiremos viendo.

Imagen tomada del FB del Giro de Italia

INFO

Gran oferta de Bkool Smart Pro…

– Más de 200 € de descuento respecto al precio original.
– Incluye un año de suscripción Premium al simulador Bkool.
– Mucho más barato que cualquier rodillo inteligente de su gama.
– Oferta temporal, sólo hasta el 29 de mayo.

Publicidad

Deja un comentario