#GiroPost: La bajada a los infiernos de Daniel Martin

0
32
vistas

Daniel Martin ha sido la noticia de este arranque irlandés de Giro de Italia. El ciclista del Garmin, que no duró en la carrera ni la mitad de la primera etapa, se alineó a un proceder muy común entre los favoritos de la carrera rosa. Igual que Purito en Tenerife o Nairo en su país, Dan Martin se cebó en los beneficios de la altura, ajeno a la competición y lejos del circuito. El suyo fue un estado de forma engordado por metros sobre el nivel del mar y ello le significó como uno de los grandes corredores menos competitivo de lo que llevamos de ejercicio pues si no me equivoco hasta iniciada la Volta a Catalunya, donde defendió corona, se había dispuesto un dorsal en la espalda solamente en la Tirreno, con transparente resultado.

En la Volta Martin, residente como saben en Girona, un paraíso para corredores anglosajones, admitió grandes sufrimientos en la jornada de Vallter 2000 corrida a dos grados bajo cero. Allí se clavó un ejercicio de prestidigitador facial intentando mostrar a sus rivales su mejor sonrisa cuando en realidad iba muy jodido por dentro. Él no lo tiene sencillo, por cuanto su expresión y chepazos sobre la bici son tan notorios como los de su primo Nico Roche. Pero vemos que lo tiene en cuenta.

Daniel Martin quiso dejarse asesorar por los gurús de su equipo, que como bien saben son pero que muy gurús de todo, y marginó el calendario por esas semanas lejos de todo, del mundanal ruido, de la prensa, la gente, asociando días y días con entrenamiento, comida y descanso. Una vida de eremita que dicen es lo último en rendimiento y prestaciones. Dan, locuaz, tipo agradable y poco agraciado sobre la bicicleta, asegura en su columna del Procycling, previa al Giro, que todo esto está muy bien, pero que no le ha gustado en exceso.

En uno de los párrafos comenta: “Posiblemente cuando lean esto ya estaré compitiendo en Italia”. Cierto, estuvo unos minutos, muchas veces una columna en una revista impresa tiene esas erratas del destino. Este es el caso. De cualquiera de las maneras Martin, sociable y social, admite que la experiencia le costó mucho. Su mejor momento fueron las pizzas y cervezas esporádicas en el bar del pueblo más cercano. El ciclista es personaje relacional, no gusta de solitud.

Pero el descenso de Martin al mundo real fue terrible y brusco. En la última curva de la Lieja perdió toda opción de competir por una caída que no le privó de acabar y en el Giro una recta y extraño de un compañero le noqueó en la isla que le vio nacer. Una desgracia para este corredor habituado a darlo todo en el seno de un conjunto que, a pesar de su doble rasero, suele ofrecer grandes jornadas de ciclismo, siempre vestidas desde el esfuerzo colectivo.  Esperamos verle bien en el Tour.

 

INFO

El Giro de Italia vuelve a la acción y desde Multipower lanzamos la nueva página web dedicada a la carrera, como sponsor nutricional oficial. En ella te mostramos qué toman los ciclistas en la gran vuelta y sorteamos a diario diferentes premios relacionados con el ciclismo.

El gran premio final: la bicicleta profesional que el Cannondale Pro está usando en competición.

Para participar sólo tienes que acceder a: http://www.multipower.com/es/giro/vote  y acertar el vencedor de cada una de las etapas

 

Publicidad

Deja un comentario