El gran día de Alejandro Valverde

2
45
vistas

Con anterioridad, no hace muchos días, habíamos dejado de entrever en estas columnas que el Giro nos colocaba en lugar preferente a cuatro ciclistas con opción para adjudicarse la citada prueba, una incógnita latente hasta su final. Entraban en la baraja de los favoritos: el holandés Steven Kruijswijk, el actual líder, el colombiano Johan Esteban Chaves, el italiano Vincenzo Nibali y el español Alejandro Valverde.

En la decimosexta etapa que acaba de celebrarse, que se ha desarrollado entre las localidades de Bressanone y Andalo, con término en la cima del puerto del mismo nombre, situado a una cota de altura de 1.024 metros y calificado de 3ª categoría, hemos de constatar a raíz de lo presenciado que la tabla de la clasificación general no ha cambiado en esencia de manera substancial a pesar de que la etapa tenía un recorrido difícil y algo intrincado en ciertas fases de la misma, en donde se hacían valer, además, dos ascensiones de más de 2ª categoría: el Paso della Mendola (1.323 metros) y el Paso Fai della Paganella (952 metros). Pero a lo complicado del terreno sí se nos advierte la visión de ciertos movimientos que nos delatan algo más que podrá tener trascendencia cara al resultado definitivo que se ha vivir en apoteosis, el próximo domingo, en Turín, una llegada novedosa en la historia del Giro.

La conclusión que entresacamos en el momento presente es que entre los cuatro elegidos que habíamos señalado para la conquista del máximo galardón, hemos de descartar hoy al corredor transalpino Nibali, que se vio desbordado sin remedio en la última parte del itinerario del día, lo cual ha significado como consecuencia el de que corredor siciliano, echando cuentas, figura sumergido en el cuarto lugar de la general a más de cuatro minutos y medio de la camiseta rosa que viene ostentando con solidez y entereza el holandés Kruijswijk, la verdadera sorpresa que nos ha dado hasta hoy la ronda italiana. Viene representando los colores del equipo LottoNL-Kumbo, con 28 años a cuestas.

Muy pocos aficionados sabían de él, aunque le recordamos de cuando en el Giro del año 2011, se clasificó octavo en la tabla de la general, mientras que cuatro temporadas más tarde bordaría ser el séptimo. Ese par de datos denotan algo a favor de este ciclista que es profesional desde el 2006, nacido en la pequeña localidad de Nuenen, que cuenta con 24.000 habitantes, asentada en la provincia de Brabante.

Volviendo al tema hemos de decir que el transalpino Nibali en cuestión, partió como gran favorito en tierras de los Países Bajos hará casi ya tres semanas. Pero es indudable que a estas horas ha visto esfumadas sus esperanzas a raíz del ataque certero que llevaron a cabo en la parte postrera de la etapa los ciclistas Valverde, Zakarin y Kruijswijk, cuando restaban por cubrir una quincena de kilómetros para pisar la línea de llegada de Andalo.

Este trío llevó a cabo el protagonismo de la contienda que acabamos de vivir. Fueron los ejecutores sin contemplaciones de la sentencia. Es una razón de peso que debemos tener en cuenta a estas alturas. El colombiano Chaves también en el principio de la etapa pedaleó hacia la deriva. En las postrimerías, sin embargo, enderezó la situación en lo que buenamente pudo. Ha conservado su segunda plaza de la general, aunque con la desventaja de tiempo de tres minutos con respecto al primero es un dato ya muy sensible y que debe pesarle. Las montañas que nos restan le podrán devolver el aliento. No se sabe. Pero de seguro que estaría satisfecho si lograra coronar en Turín su segundo puesto. Veremos lo que podrá suceder en las etapas sucesivas. Las incógnitas no se disipan todavía del todo.

Vale nuestro elogio a favor de nuestro veterano corredor murciano Alejandro Valverde (36 años), que supo estar a la altura de las circunstancias resolviendo a su favor la partida, que le ha permitido colocarse en el tercer lugar de la general. Esta brillante victoria de etapa, además, complementa con la que logró hace pocos días el navarro de Leiza, Mikel Nieve.

Antes de finalizar este comentario, quisiéramos tender una alabanza hacia este ciclista veterano oriundo de la localidad vizcaína de Baracaldo llamado David López (35 años), que puntuó en el sexto lugar de la etapa a tan sólo 38 segundos del vencedor Valverde. Su actuación tiene para nosotros un valor que debemos aquí bien difundir.

Por Gerardo Fuster

Publicidad

2 COMENTARIOS

Deja un comentario