El gran reto del pequeño Caleb

0
12
vistas

Las dudas que surgen ante un ganador tan joven y prolífico como Caleb Ewan son las normales. Joven, talentoso, rápido y precoz, pero ¿esto ya no lo habíamos visto antes? Y claro pensamos en la cantidad de chavales que, como él, explotaron rápido, y consumieron rápido su aureola.

Ewan era el año pasado el ciclista con menos edad del WorldTour. Encuadrado en el Orica, dio un golpe de efecto en la primera semana de la Vuelta a España ganándoles un sprint a Jonh Degenkolb y Peter Sagan, como el australiano, también jóvenes, pero menos, y con más galones y recorrido en el profesionalismo.

Evwan lucha por no caer en el estigma que ha sacudido a otros talentos adelantados a su edad. Viene a este Giro a continuar con el éxito de la Vuelta a España y lo hace a una carrera que, contrariamente a las últimas ediciones, presenta varias opciones para los velocistas, con las etapas holandesas y la primera semana y media perfectas para que se explayen.

Prueba de las oportunidades que tendrán los velocistas es la generosa nómina de ellos que han tomado la salida: Marcel Kittel, Arnaud Demare, Sacha Modolo, André Greipel, Elia Viviani y Giacomo Nizzolo. Seguro que se nos escapa ninguno, aunque también es seguro que ninguno presenta las hechuras de Ewan, el australiano con cara de asiático, que se define como el sprinter de bolsillo, una auténtica nota de color y exotismo frente a rivales como los dos alemanes –Greipel & Kittel-, auténticos armarios. Si a velocistas pequeños nos hemos de referir no se nos ocurre otro que Samuel Dumolin, otro “mini” que sin embargo no está en el Giro.

Pequeño pero peleón, destaca por su osadía y entrega, bien visible cuando zarandea la bicicleta, y llama la atención por su poténtisimo tren inferior alimentado por su ancestral amor por este deporte, heredado de su padre, ciclista de joven y ahora, que su pequeño fenómeno da que hablar.

Caleb es la suma de dos personas cuya fina línea se traza a diez kilómetros de la meta de una etapa que opta a ganar. Fuera de ese corto lapso de tiempo y espacio es tranquilo, sabe desconectar muy bien del ciclismo, sin embargo en ese trozo de carretera su personalidad bulle como la carcasa de pollo en el caldo hirviendo, es una persona completamente diferente, la ambición lo desdibuja, no parece tener suficiente.

Su espejo no es un cualquiera, es Simon Gerrans, un ciclista que cuenta por victorias las veces que ha tenido algo importante a tiro, un “superprofesional” según Caleb, que en este inicio de Giro ya tiene faena para igualar a su mentor en la competición, pues Gerrans ya ha ganado etapas y vestido de rosa, igual que Michael Matthews, digno representante de los cañoneros del Orica que esta vez ponen su fe en un ciclista pequeño y aguerrido que dice aprender muy deprisa. Habrá que verlo.

INFO

1

Estamos probando el AMBIT 3 VERTICAL de Suunto, basado en el Ambit 3 Sport pero con mejoras sustanciales para los deportistas que valoran mucho los valores de desnivel (tanto en vivo como en el análisis posterior), como el entrenamiento basado en la potencia además de los valores que ya el Ambit 3 daba. Esto será muy útil para perfiles como corredores de montaña, esquiadores de travesía, ciclistas de montaña y de carretera, montañeros….

Deja un comentario