Connect with us

Greg Van Avermaet se cansó de hacer el primo

Ciclistas

Greg Van Avermaet se cansó de hacer el primo

Tiempo de lectura:2 Minutos

Dice Peter Sagan, cabreado y nublado en las carpas de la meta de Wevelgem, que al final gana el que él quiere. No cabe duda que Sagan es el Dios Sol de estas carreras que conforman la primavera y sin duda el ciclo más bello de la temporada, que todos le miran a él y sólo le falta un arco iris para que le marquen más la X en la espalda y que de lo que él haga depende una parte importante del desenlace de las carreras.

Sin embargo que no se arrogue protagonismo en los éxitos de Greg Van Avermaet, el único ciclista del pelotón, junto a Kwiatkowski, que le tiene tomada la medida. Para que Greg Van Averamet llegue al estadio que pisa en la actualidad ha llovido mucho y quemado varias etapas.

El ciclista que más sonríe en la actualidad, campeón olímpico vigente, líder del World Tour y ganador de las tres grandes clásicas adoquinadas hasta la fecha ha bebido mucho del amargor de la derrota para estar en estos niveles. A Van Avermaet se le ha llamado oportunista muchas veces, sobre todo cuando dependiendo la situación se ha puesto al cobijo de Peter Sagan, siempre tan prolífico en el esfuerzo. Recuerdo Canadá el año pasado, recuerdo una etapa en la Tirreno,…

Sin embargo nada más lejos de la realidad, Van Avermaet es el resultado de muchas derrotas, de tomar lecturas de los grandes, de perder frente a Boonen, frente a Cancellara, frente a Terpstra. Van Avermaet ha tomado nota y escrito su librillo y madre mía qué dominio tienen del entorno. Esta campaña es la confirmación de un perfeccionamiento que ha tardado en llegarle. Van Avermaet se perdió la parte importante de las clásicas el año pasado, por una caída en Flandes, pero se rehizo en el Tour, se hizo grande en Río de Janeiro y ahora está de dulce.

Las tres grandes victorias del de BMC son un catálogo de virtudes, fruto de esa experiencia, porque las tres se lograron manejando grupos pequeños y rivales nada sencillos. De hecho sobre el papel Peter Sagan y Jens Keukeliere parecían más rápidos, hasta que Greg les manejó y maduró para matarles bajo el arco de meta. Por no hablar de la excelente forma de gestionar la fuga de Harelbeke, ganando por poco, pero ganando, a Philippe Gilbert.

No sé si Van Avermaet firmará el pleno que casi logra Tom Boonen en 2012. Entonces a Tomeke le falló la primera, la Het Nieuwsblad, por el momento Greg va con todo en el zurrón, le faltan las dos grandes Flandes & Roubaix, las guindas y las que justifican una temporada y una trayectoria si me apuráis. Por el momento lleva tres, de las cinco joyas, como sólo Jan Raas ha logrado y si queréis que os diga una cosa, me encantaría que completara el puzle. Pocos se lo merecen como él.

Imagen FB de BMC

INFO

El Cruz Race es un portabicicletas de techo con diseño funcional

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Ciclistas

Patrocinado

Inicio