Connect with us

Greipel: cuando los números salen

Opinión ciclista

Greipel: cuando los números salen

Cruz – LEadboard2 Post
Tiempo de lectura:1 Minuto

En las retransmisiones de Eurosport de este Giro se ha incrustado entre Chozas y Alix, Josu Garai, periodista de la vieja escuela, que en sus aportaciones muestra cierta obsesión numérica recodando, cada vez que ve un maillot lo escasa y necesitada que va su escuadra de triunfos esta temporada.

Lo hace con Cannondale, con Trek y también con el Lotto, ese equipo que para nosotros es como los “cerdos”, aprovecharíamos de ellos hasta los andares. Aunque la primavera para el equipo rojo no haya sido provechosa, está claro que el Giro les gusta y en especial a su primera opción en el sprint, André Greipel, uno de los miembros de la reducida y en ocasiones perjudicada elite de la velocidad mundial.

A Greipel le ha llegado lo que a Postleberger un día antes, etapa y maglia en uno con unos datos que gustan: dijeron que en su pico de velocidad podría mover hasta 1800 vatios, es decir que con media hostia nos envía a la luna y se lleva su séptima etapa en el Giro, un terreno abonado al éxito alemán como ya vimos el año pasado. Los teutones van por 25.

Lo cierto es que la victoria de Greipel tiene doble efecto: cremita para su equipo, necesitado como diría Garai, de victorias y un techo de cristal para los jóvenes que quieren entrar en esa escasa elite. Hablamos de Caleb Ewan y Fernando Gaviria. Si el segundo aún parece que le falta un poco, el pequeño australiano con semblante centroasiático sigue picando piedra.

El año pasado fue increíble el trecho que le separaba de las locomotoras germanas, cuando arrancaba Kittel o Greipel, los dorsales de Ewan iban tras ellos, ahora no es el casi, al del Orica le va mejor, se le ve en su salsa, aguerrido, fue segundo en la jornada inaugurual y en esta segundo cuando quería salir a por Gaviria y empezó a superar a Greipel, tanto zarandeo le sacó el pie izquierdo de su cala.

Castelli-LDB2

Una desgracia hoy, una lección mañana, quizá en unos años lo mire y se ría en las reproducciones, sea como fuere Ewan marca el techo, el tope para quienes quieren abordar ese olímpico que regentan pocos, muy pocos, y cada vez menos, porque sprints como los de estos días el Giro son una especie en extinción en este ciclismo que ve atractivo en la profusión de esos muros que entran mejor por Youtube.

Imagen tomada del FB del Giro de Italia

INFO

Ruidos cero con tu rodillo Bkool por el salón de tu casa

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Inicio