Mi pequeña guía para una Vuelta mejor

2
3
vistas

La crono por equipos de esta Vuelta a España no dejó a nadie indiferente, y causó un cierto consenso: todos la criticaron por igual. Bueno todos no, hubo quien quiso defender lo indefendible (TVE por ejemplo) y no admitir que las cosas no se habían hecho bien -que no cuesta tanto- y abrir una gran vuelta por etapas sin poner un liderato en juego es cuanto menos para no estar satisfecho.

Hace unos años, la Vuelta especialmente, el Giro y Tour en menor medida, trabaja en pos de la innovación con mejor y peor suerte. La crono marbellí fue un ejemplo de lo que creo que no se debe hacer, sin embargo en otras ocasiones creo que se acertó. Fue el caso de la etapa de los San Fermines, la salida desde un buque -que resultó impactante cuanto menos- y otras cosas que la carrera ha hecho para tratar de salir adelante.

Publicidad

Porque creemos que no todo se basa en la critica, desde este mal anillado cuaderno hemos expresado cosas o ideas que creo que podrían ayudar en la alquimia que cualquier carrera pretende para mejorar el espectáculo. Hablamos de pequeñas cuestiones que en ocasiones ni se plantean pero que quizá podrían resultar, o al menos ayudar en un propósito que aveces quita el sueño a los organizadores.

Ahí va nuestro pequeño recetario, seguro que muchas cosas quedarán en el tintero:

Más equipos y menos corredores por equipo… Entroncando con lo que hemos dicho otras veces, la opción de reducir el número de ciclistas por equipo debería salir adelante y no encontrar tantas trabas de quienes cortan el bacalao. Equipos más pequeños podrían  aumentar el espectáculo y la incertidumbre e incluso daría opción a otros a tomar parte.

Los horarios, cada año por estas fechas, la Vuelta es un horno… con Andalucía incandescente, tras veranos que cada vez parecen más sofocantes, las temperaturas que caen sobre los ciclistas son de órdago. ¿No cabe la opción de retrasar las llegadas? Sin entrar en lo que ello implicaría sobre auxiliares y otras personas, retrasar las llegadas pondría al ciclismo cerca del prime time -más publicidad- y seguro que más gente que acercaría a la meta, para ver un espectáculo que no apetece ver a las cinco de la tarde. Aún sigo preguntándome porqué el ciclismo, como deporte que celebra sus mejores carreras en verano, no se disputa en horarios nocturnos.

El diseño de las etapas… se ha confundido la acumulación de llegadas en alto con el espectáculo cuando en definitiva creo que una cosa no garantiza la otra. La profusión de cuestas imposibles está siendo tal que las estrategias que han marcado el ciclismo se han quedado en nada. Si a ello le sumamos el “jarro de agua fría” que suponen los pinganillos, tenemos la clave perfecta para entender el tedio que a veces provocan cambiar de canal.

Oportunidades para todos… las etapas de montaña y media montaña son bonitas, sin duda, pero las llegadas en sprint ponen el público a mil. Idem para las cronos, esa modalidad que bien dosificada obliga a plantear bien la carrera.

Innovar en las bonificaciones, puntos e incentivos… hubo una Vuelta a Polonia que incluyó no pocas novedades a este respecto y recuerdo un interesante espectáculo, con el ganador de este año, Jon Izagirre, delante buscando el éxito. Se añadió incertidumbre, nervios y dosis de emoción desde el propio reglamento.

Las autovías, ese mal a evitar… entiendo que cuadrar recorridos no es sencillo, y a veces las autovías son necesarias, pero si has tenido el arrojo de meter arena prensada en una corno por equipos, busca nuevas rutas, ajenas al gran tráfico que desempeñen el desgaste necesario para los ciclistas, desgaste que al final deriva en vistosidad y sobretodo en intentos de fuga, pues una autovía a cada descubierta al viento lastra cualquier ambición.

Ahí fueron unas cuantas seguro que habrían muchas más, se admiten sugerencias…

2 COMENTARIOS

  1. Añadiría alguna idea más como etapas más cortas e intensas, con salidas hacia arriba. Creo que incrementaría el espectáculo y la emoción, y con ello más horas de televisión des de este inicio a mil y más visibilidad para las marcas. Entrevistas prévias haciendo rodillo y posterior análisis táctico. Más etapas de media montaña, buscar zonas abiertas, jugar con el viento. Evitar etapas totalmente llanas. Cámaras on board y pinchar pinganillos en directo.

    • Lo de previas Javier es una excelente idea que si vemos Eurosport u otros canales lo tenemos, pero aquí se conecta a las 16 horas, con la carrera a cuchillo y el TD recién acabado. Tenemos una apuesta televisiva tan escasa y patética que es imposible crear “ambiente Vuelta”

Deja un comentario