Hace cinco años ya

0
4
vistas

Sí, cinco años, ¿cómo han pasado? pues diría que rápidos, muy rápidos, si me permitís ser pedante, casi al ritmo de los acontecimientos. Sí, cinco años ya, cinco años desde que este mal anillado cuaderno tuvo sus primeros renglones y de ellos 2160 post, un ritmo que creo nada desdeñable y en cuya hemeroteca se puede encontrar casi todo lo que ha pasado este tiempo.

Recuerdo los motivos de poner en marcha este tingladillo, los recuerdo porque los tengo presentes cada vez que encaro la pantalla con una cuartilla en blanco con la intención de juntar algo con sentido. Los motivos tenían un contexto claro, una crisis feroz que amenazaba con cargarse las colaboraciones que llevaba tiempo manteniendo. Los meses me demostraron que no iba equivocado. Meta 2Mil y Ciclismo en Ruta se fueron al garete casi a la vez.

Pero también había razones sentimentaloides: tener un espacio de completa libertad, sin cortapisas, ni correcciones, puro, sincero y directo. Escribir sin más, gustando o no, desde una óptica completamente subjetiva, caminando por la línea de lo equivocado, como los lectores muchas veces me habéis hecho ver.

Si miráis el primer post de este lugar, veréis quién fue JoanSeguidor, el pseudónimo de un periodista de hace cien años, cuando escribía de otras cosas que no eran la carrera en sí, y sí los cotilleros, las bambalinas, el contexto. Eso hemos tratado de hacer, y creo que en cierta medida se ha logrado porque al menos la sorpresa está latente cada día que pensamos e ideamos una tropelía que vaya en portada de este mal anillado cuaderno.

Y en estas estamos, con un diseño recién creado, con buenos amigos que nos apoyan y hacen sostenible todo esto y con el increíble apoyo que las estadísticas nos demuestran. Por otros cinco más, y por cierto que tengáis un muy ciclista año nuevo.