¿Qué hacen las estrellas por el ciclismo?

0
184
vistas
Froome es la estrella de las estrellas del ciclismo

No sé si alguna vez lo he comentado en este mal anillado cuaderno, no recuerdo la verdad. Si un día fuera futbolista, me pediría Juan Mata. A su indudable calidad con el balón en los pies, suficiente para estar en un equipo top como el United, se le une los dos dedos de cerebro que se extrañan en otros compañeros de profesión, por muy estrellas que sean.

Mata siempre ha sido muy consciente de lo irreal del mundo que le rodea, muy ajeno, en las antípodas del terreno real que pisa el 99% de los mortales, y con ese lema, con ese convencimiento va haciendo, mientras estudia y mira más adelante.

Me ha alegrado ver a Mata como TT en el pasado y soporífero viernes de agosto. Y lo ha sido por su propuesta de donar el 1% de su sueldo para promover el fútbol “arround the world” y ha pedido que su ejemplo cunda, y tenga seguidores en la profesión.

Entiendo que un pico como el que propone Mata es eso, una propinilla para este mundo lejos de la realidad, como bien estamos comprobando con esos fichajes que atentan contra la razón y la justicia, por mucho que se diga son números y que salga rentable.

Un poco de decoro, por favor, que hay mucha gente pasándolas muy putas.

Con todo lo que Mata propone es algo que siempre he considerado un paso lógico en la vida de un futbolista, de un ciclista o de un deportista de éxito, que no es otra cosa que devolverle a su deporte parte de lo que éste te ha dado.

Y en esas que mirando al ciclismo no es mucho lo que trasciende sobre lo que las estrellas sacan a favor del deporte que les ha hecho famosos y bien acomodados. Sabemos de la fundación de Alberto Contador, con sus mil aristas y matices, pero que al menos ayuda a salir a corredores adelante, de los equipos de Alejandro Valverde, de lo que promueve Purito en Andorra.

La responsabilidad de la estrella no sólo conlleva resultados, devolverle a su deporte parte de sus beneficios es de ley, aunque no siempre se diga, si bien, no hay porque esconder un altruismo bien entendido porque no sólo hablamos de dinero, hablamos de imagen, de cercanía, de espontaneidad, de cariño a la afición y a los niños, de divulgar ciclismo, en definitiva.

Porque nadie mejor que ellos podrán hacerlo y a más niños convencer…

Imagen tomada de FB de Le Tour de France

INFO

Dejad que vuestro hijo monte en el el Bkool

Publicidad

Deja un comentario