El eterno apetito de Brad Wiggins

0
7
vistas

Aunque para muchos pase desapercibido, estos días tiene en una localidad a caballo entre Basilea y Berna el Campeonato de Europa de ciclismo en pista que en términos prácticos marca el pistoletazo para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Entre otras valoraciones, que haremos una vez acabe la competición, destacó la final de persecución por equipos en la que Bradley Wiggins fue el nombre más ilustre de la cuarteta británica, que sin ninguno de los que fueron campeones olímpicos en Londres, se colgó el oro tras rodar a 3´55´´los cuatro kilómetros. Una bestialidad.

Sin embargo traemos a la #PantallaJoanSeguidor la reacción airada y eufórica de Wiggins tras saberse con una nueva perla en su palmarés. El londinese de Gante que homenajea ese ciclismo de barba con su aspecto hispter es el vivo ejemplo del hambre infinito por competir y ganar. Su “countdown to Rio” ya ha comenzado,

INFO

Mira qué bellezones de ruedas finas tiene @Tuvalum para vosotros

Publicidad

Deja un comentario