Hay mil carreras y Nibali está en todas

6
4
vistas

A pesar de haber sido la cima que escribió su epílogo, el primer grande que brilló entre la niebla de Hautacam fue Miguel Indurain, cuando hace veinte años medio sentenció el Tour que habría ser el cuarto de su ristra de triunfos. Viene a cuento Indurain, porque dos décadas después de su reinado, muchos siguen poniéndole como ejemplo de casi todo casi a diario.

Indurain fue el campeón más generoso”, “siempre tuvo grandes gestos con sus rivales”,… son retahílas perennes en cualquier análisis cuando surge un ciclista como Vincenzo Nibali, quien en la legitimidad de ser el mejor en una carrera como el Tour ha querido machacar y culminar la victoria más contundente que hemos visto en el Tour desde la era Armstrong, una era que existió pues la vimos mal que les pese a muchos. Ni siquiera el mejor Alberto Contador, hace cinco años, logró impresionar tanto. Ni siquiera un ciclista que ganaba en montaña y crono, pero que solventó grandes errores taticos en la ruta pudo rivalizar con este Nibali que no yerra.

Nibali va a ganar este Tour con la solvencia de los más grandes, que es lo mismo que decir Hinault y Merckx, a quienes le comparamos cuando en el adoquinado dio una lección. Nos llamaron exagerados cuando dijimos aquello y ahora mira: un Tour de una dimensión jamás vista en los últimos años. No miren quién falta, porque eso es el cuento de la vieja. El año pasado vestido de amarillo, Chris Froome quiso machacar y la osadía se le volvió a su contra. Recuerden Alpe d´Huez y Semmoz cuando Nairo y Purito le mojaron la oreja.

El Tour, este Tour de 2014 ha sido el de las mil carreras en una y Nibali ha estado en todas. Hoy atacando tan de lejos, yéndose solo casi arruina la fiesta a Majka, que al final pudo mantener el “polka jersey” en la campana. La fiesta se redondea en una sensacional lucha por el podio que se retrata con la cara deformada de Peraud en el último tramo de Hautacam. No le pidan más porque no tenía. Peraud estrujó su ser para sacar, momentáneamente, a Valverde del podio y postularse a la segunda plaza de Pinot de cara al sábado. Queda la crono, pero el murciano, buen croner, pero no soberbio, lo tiene complicado.

Ha sido, está siendo un Tour precioso, con mil imágenes, mil batallas, y Nibali sobrevolando todas. No quieran jugar a adivinos, hemos presenciado una actuación como las que nuestros abuelos nos contaron de Merckx, Hinault y Ocaña. Nibali les ha rendido un homenaje reñido con la modernidad y eso levanta ampollas. Que nadie le amargue el momento a este sensacional ciclista.

#fact La de Nibali será la décima victoria italiana en el Tour que recorta hueco a España, con doce triunfos

#àdemain El Tour toma rumbo norte para aterrizar en la ciudad de salida de la crono, Bergerac, el lugar del tirano donde Miguel Indurain logró otra crono memorable hace 20 años.

Foto tomada de @Info__Ciclismo

INFO

Eurosport es la casa del ciclismo

1EUROS

Con el Tour afrontando su recta final es buen momento para recordar la extensa oferta de Eurosport en el ciclismo. Todos los días LIVE la etapa más las previas y análisis con Greg Lemond, micrófono en mano en las cunetas de la meta, y Juan Antonio Flecha pululando por los buses. En agosto toda la aproximación a la Vuelta a España se dará en bloque a través de este canal. Podéis tener aquí más información.

Publicidad

6 COMENTARIOS

  1. Te has pasao macho. Poner a Nibali a la altura de Hinault o Merckx por ganar un Tour sin Froome, Contador y Quintana, me parece cuando menos osado.
    La actuación de Nibali ha sido excepcional, de todos los que han estado en carrera, incluidos Contador y Froome hasta su retirada, el mejor sin discusión. Ahora bien, si Contador hubiese arrasado de esa manera le tacharías de prepotente. Y no se puede considerar excepcional un Tour en el que la única lucha que hay es por ver quien sube al podio o gana la montaña.

Deja un comentario