Hechos que no admiten discusión

0
6
vistas

Ver a William Bonnet, destrozado, en el suelo sinceramente nos rompió el corazón. De forma inexplicable a más de 50 kilómetros de Huy, en una recta, el francés zarandeó su trayectoria y acabó por los suelos. El pelotón, lanzado, explosionó tras él, encima de él. Dumolin, Ten Dam, Gerrans, el propio Bonet,… fueron algunos abandonos. Henderson, Van Sumeren, Matthews,.… Maillots destrozados entre carnes sanguinolentas. Cancellara voló literalmente por la cuneta, su bicicleta levantó un cuerpo del suelo.

La caída fue tan brutal que se paró la carrera porque se quedó sin ambulancias y si había otra igual no había para cubrirla, si bien, la verdad, así como otras veces no entendemos porqué se para, esta vez, el ciclón fue tan duro y transversal que esperar fue un acto de justicia, de esos que, aunque no estén escritos, son necesarios por el mínimo respeto a los caídos, y porque, joder, en el fondo esto es un deporte, no una guerra abierta.

Imagen tomada del FB de Antonio Linares 

Deja un comentario