Connect with us

Henao ante su muro

Opinión ciclista

Henao ante su muro

Tiempo de lectura:1 Minuto

Quedaba menos de un kilómetro para la cima importante de esta París-Niza y las calculadoras, iPads y demás instrumental empezarían a echar humo en el coche del Team Sky. Alberto Contador que nunca desiste, que rara vez se da por vencido, consiguió dejar a Sergio Henao. Las cosas quedan apretadas entre París y Niza en vísperas del epílogo en la ciudad del sol gracias al de siempre, gracias a Contador.

Sinceramente, Sergio Henao me gusta, mucho, pero por lo que fuere no acostumbra a dar el tono cuando se le espera. ¿El motivo? lo desconozco, pero el campeón colombiano para mí era el gran favorito hace una semana desde los alrededores de París y Versalles y sin embargo a 24 horas de finalizar, no lo veo nada claro. Es obvio que el campeón colombiano no lo tiene sencillo, un buen plantel de rivales, un recorrido complicado y a veces a contrapié.

No es fácil ganar esta carrera, sólo hay que ver los nombres que la dominan, pero está claro que a Henao le falta dar el paso adelante y si sale de Niza en amarillo quedará en la retina como un cambio de paso que sinceramente le vemos capaz de conseguir.

Henao, como digo, no corre solo. Contador es el ciclista incansable, nunca nos hartaremos de decirlo. En esta tarde de tibia luz de marzo entre Francia e Italia, puso toda la carne en el asador. Vale sí es lo de muchas veces, ni etapa ni general, pero jugando sus cartas, está vivo en una carrera que siempre podrá decir perdió en los días de perros del inicio.

Y una cosa más importante, algo que nosotros dudamos y nos reprocharon desde Colombia, Jarlinson Pantano es el gregario incondicional y necesario del madrileño, tantas veces desasistido en las grandes batallas y en esta partida bien acompañad. La subida final de Pantano por Contador me parece una de las hojas de servicio más limpias que nunca le han hecho al madrileño.

Una hoja de servicio que abrió el melón y demostró que las manzanas francesas aún no están maduras. Que Tony Gallopin aguantada una etapa tan dura era mucho esperar, de Julian Alaphilippe era posible. Al final ni uno ni otro, y un motivo para satisfacción, Marc Soler, la progresión en silencio, el ciclista que madura desde la discreción. Nos encanta.

Imagen tomada de @parisnice

Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-1-TOT
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Inicio