Herederos de una vasta cultura ciclista

0
13
vistas

Decían hoy en la retransmisión posterior al Giro de Eurosport, que Bélgica se situaba como segunda nación más laureada, tras Italia, en la historia de la carrera. Tim Wellens ha alimentado el excelente bagaje de este país en la primer grande del año. Wellens dice que VDB es su ídolo deportivo, pero en Italia sigue los pasos de Eddy Merckx, pero sobretodo de dos corredores que demostraron que en el Giro puedes hacerte grande, como Roger De Vlaeminck o Philippe Gilbert.

El año pasado Wellens dejó desilusionado el Tour, pero lejos de amilanarse, heredero de una cultura ciclista envidiable, centró en el tiro en otros parajes. Este año lo mencionamos entre las ocho ruedas a seguir en este Giro, porque, lo habéis visto, es un ciclista que no se esconde, que escatima, ni racanea, eso siempre hay que aplaudirlo.

Wellens es por eso la marca de su equipo, el Lotto, un grupo belga hasta la entraña, que ganó un día antes con André Greipel exhibiendo músculo, y que montó una escapada de lago radio por los Apeninos con Wellens y Pim Ligthart, un ciclista cuyo rodar es un gustazo porque lo veréis aquí, en el Giro, y en los seis días de Rotterdam, Grenoble y Londres en invierno.

También estaba entre nuestros marcados Tom Dumolin quien empieza a parecerse peligrosamente al ciclista que tuvo la Vuelta a tocar.

El holandés de rosa causó el daño que Vincenzo Nibali, pólvora mojada desde que ganara el Tour, no fue capaz. Queda mucho, es complicado definir los roles, por precipitado, pero en el caso del campeón italiano ha sido flagrante, excesivo creo yo, ha sido un Big3 atacando y ha llegado anónimo en la panza del grupo. Otros, Landa, Chaves, Valverde y cía pensaron que mejor esperar.

Imagen tomada de FB de Giro de Italia

Publicidad

Deja un comentario