Connect with us

Cuando dos viejecitos desafiaron a los hermanos Induráin

Prudencio y Miguel Indurain JoanSeguidor

Ciclismo antiguo

Cuando dos viejecitos desafiaron a los hermanos Induráin

Cuando dos viejecitos desafiaron a los hermanos Induráin

Berria 2020 -gif

El inesperado desenlace del «pique» de los Indurain con un par de ciclistas ancianos

Una anécdota en el tiempo, buscada en el baúl de los recuerdos, que hará las delicias de la legión de fans que aún conserva nuestro querido Miguel Induráin.

Los más mayores -yo mismo- seguro os acordaréis de este divertido chascarrillo que ya se comentó en su día, hace ya…

Y los más jóvenes os reiréis con este gracioso suceso que tuvo como protagonistas a los hermanos Induráin y a un par de viejecitos que se picaron con ellos… en bicicleta.

Antes de entrar en detalles, os pondremos en antecedentes.

LDB_Berria 1024×140

Hace muchos, pero muchos inviernos, Miguel Induráin siempre entrenaba al calor de las carreteras cercanas a Benidorm, escapando del frío clima navarro y de las lluvias y las nieblas del Norte.

Allí se pasaba unas cuantas semanas pedaleando por rutas, durante varias jornadas seguidas, al sol que más calentaba, que le permitían coger el punto de forma que le dejara preparado para afrontar con garantías las primeras exigentes pruebas de la primavera: Alicante era su particular “solárium”.

Endura Tour 2019
RH Hoteles

Miguel Indurain descubrió Benidorm porque su esposa se crió en esta tierra bañada por el Mediterráneo

De esta forma nuestro campeón descubrió que era mucho más agradable preparar su pretemporada, y por ende sus triunfos en el Tour de Francia, por la costa levantina que no sufriendo los rigores del invierno navarro.

Eso lo tenía muy claro.

Para esta entretenida historieta que os vamos a contar nos hemos de remontar al invierno del año 1994.

Hace nada menos que 25 años.

Suunto 5 –  Summer img1
Cruz SQR

Durante aquellos primeros meses fríos del año, Miguel se trajo a su hermano Pruden a su casa de Benidorm.

Recuerdan que era una mañana soleada, ideal para entrenar, cuando afrontando una carretera muy larga y llana, vieron a lo lejos a lo que parecían ser dos viejecitos montados en bicicletas de paseo.

Hasta aquí todo normal.

Lo extraordinario fue como los hermanos Induráin, yendo muy rápidos, no eran capaces de darles caza.

Sí, como lo leéis.

Miguel Induráin es de verdad, es real

Finalmente Pruden, que no entendía nada, se picó y aceleró.

Detrás, y pegado a su rueda, lógicamente, le siguió su hermano.

Los dos, de esta forma, llegaron a un repecho.

Ya sólo los tenían a 50 metros.

En ese instante, y cuando menos se lo esperaban, los dos viejecitos, en plena subida, aumentaron el ritmo.

Increíble.

SQR – GORE
SQR-Gore2
Cambrils Square Agosto

Hoy Abril del 2019, se celebrá la Paris-Roubaix, una carrera que transcurre por una carretera de adoquines y con tramos de tierra que hace noble al ciclismo. sus protagonistas sufren en la carretera de adoquines, llegando exhaustos a la meta y en condiciones agotadoras.

Por eso dedicamos un especial a esta Paris-Roubaix.

Los dos ancianos acababan de descolgar y dejar tirados nada menos que al tricampeón del Tour y a su fiel hermano y escudero.

“Esto no puede ser”, dijo Pruden enfadado.

Vale que estaban a principios de pretemporada, que no habían entrenado mucho, pero era imposible que dos personas mayores les hubieran humillado de aquella manera y con tanta facilidad.

No se lo podían creer.

En cuanto llegaba una subida, los viejecitos y sus bicis de paseo se alejaban de ellos como posesos.

¡Vaya cracks!

El orgullo de los hermanos iba in crescendo y Pruden dijo que esto lo iban a rematar como fuera.

Apretó los dientes y se fue a por ellos animado a neutralizar a la pareja de ancianos, de una vez por todas. Miguel seguía su estela…

¡Quién se lo iba a decir a ellos! Picados con un par de viejecitos en bici…

Girona Gravel Ride, una aventura para todos los públicos 

“Aquí hay truco”, le dijo Miguel a su hermano.

De esta forma, el mayor de los Induráin, tomó la iniciativa y se puso delante de Pruden, decidido ya a capturarlos.

Explican de aquel momento que era una escena digna de haberse visto por televisión, como si se tratara de una gran carrera contra el reloj por parejas.

Los Induráin comenzaron a darse precisos relevos, pero los viejecitos seguían alejándose cada vez más con las dos bicicletas de paseo.

Entonces fue cuando quien apretó los dientes fue Miguel, tomándoselo como una contrarreloj individual, igual que si estuviera disputando en el mismísimo Tour.

Pedaleando fuertes, a pleno esfuerzo y con los corazones desbocados, poco a poco les fueron cogiendo y recortando metros a los dos viejecitos.

¡Por fin los pillaron!

Al darles alcance y sobrepasarlos por fin descubrieron el misterio.

Miguel recordaba siempre esta anécdota riendo mucho: las dos bicicletas de los viejecitos llevaban un motor escondido, que se ponía en funcionamiento cuando llegaba una subida. Los viejecitos dejaban de dar pedales y las bicis subían solas. Nosotros estábamos agotados. Pero los cogimos”.

Quizás fue una de las primeras luchas entre bicicletas convencionales versus bicicletas eléctricas.

*Anécdota recogida del libro LOCOS POR EL TOUR de Carlos Arribas, Sergi López-Egea y Gabriel Pernau.

Foto: Twitter

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook

Lo más popular

Categorías

Más en Ciclismo antiguo

Inicio