El hombre que domó el quebrantahuesos

0
501
vistas

He participado tres veces en la Quebrantahuesos. La primera fui invitado diez días antes por una tienda de ropa, El rastro de Marco. A ellos debo agradecerles haberme metido el gusanillo, entré quinto en meta sin prepararla, use mis entrenamientos no pasaban de tres horas. La segunda vez me caí yendo segundo, casi cogiendo al primero, al final otra vez quinto, pero a la tercera fue la vencida.

La Quebrantahuesos es la marcha por excelencia, el espejo donde la otras se miran, aunque se critique. Todo cicloturista quiere hacerla, y una vez la hace quiere superarse, es una marcha dura, pero tampoco exagerada, es perfecta para coger un ritmo en la subidas, y recuperar en las largas bajadas, por ejemplo para mí la marcha de Gúdar es mucho mas dura.

La diferencia es la solera que tiene, es perfecta en recorrido, puertos míticos, pasa por dos países, y la organización, aunque se critique, es la mejor por infraestructura y seguridad.

13414554_1200408166660759_1591638600_n

El recorrido es compensado, tiene puertos largos, pero no excesivamente duros, salvo el Marie Blanque y la Hoz, que también se engancha, por lo que si te has preparado bien, puedes coger un buen ritmo de subida, ya sabes que son puertos largos y supongo que los cicloturistas cogerán su grupito e intentarán subir lo más cómodos posible. Las largas bajadas te dan tiempo a recuperar.

La clave para mí es no perder mas de un minuto en el Marie Blanque. Soy un ciclista pesado, se me dan bien los puertos largos sin grandes desniveles, y las subidas cortas muy duras, pero los puertos de mucho desnivel y largos se me atragantan un poco. Soy consciente que para subirlos bien tendría que pesar cinco kilos menos, pero no quiero perder más peso por que en mi vida diaria y en el trabajo, no me encuentro bien por debajo de los setenta kilos.

Una vez pasado el Marie Blanc, la marcha es favorable para mÍ. El Portalet es un puerto largo que se hace muuuuy duro, pero a mÍ me va a la perfección, acostumbro a ir bien a partir de los 130 kilómetros y si hay dureza mejor, después ya son bajadas de dar pedales, y la recta final de veinte kilómetro con aire de cara se hace interminable, pero ahi ya es sacar fuerzas de donde no hay y pensar en llegar lo antes posible.

Este año no participaré, creo que tardaré en ir y si voy ya no sera a ganar, será con alguien que quiera hacer un reto y ayudarle.

La QH es especial, cuando se habla tanto de ella es por algo, sea malo o bueno, todo el que va repite, hay mucha gente que se queda fuera, lo de competitiva no se muy bien cómo definirlo, cada uno va a hacer el mejor tiempo posible, pocos he visto yo que cuando llegan a meta no estén reventados por darlo todo.

Recuerdo un grupo de ciclistas que llegó con nueve horas y se tiraron en el suelo exhaustos y llorando abrazándose, creo que nadie molesta a nadie, es una marcha en la que cada uno va a su ritmo. No hay más, ni los primeros molestan a los otros ni al revés.

La gente se prepara todo el año, sacrifica horas con la familia, fines de semana ,ir a trabajar cansado….no creo que después no la hagan a tope de sus posibilidades, y es lo bonito de el cicloturismo, querer superarse, y hacerlo lo mejor posible entres el primero o el último.

Quien critique al que entre primero es por que no sabe lo que cuesta, para mí el objetivo era ganarla, para otro bajar de siete horas, para otros acabarla..todos tienen el mismo merito.

Por Jordi Berenguer

INFO

Olvídate de cargar con tu bici…

Publicidad

Deja un comentario