“Il cuore” italiano bate por Purito

1
4
vistas

Los italianos siempre se quejan de la falta de cultura deportiva en casi todos los deportes excepto fútbol, deporte del que muchos dicen estar hartos, pero que al final ven en compañía saliendo a cenar o a beber cerveza. Los italianos aman fútbol, casi en exclusiva, salvo que haya Olimpiadas, entonces les interesan otros deportes. Los italianos no son deportistas, aunque amen la naturaleza y la historia. 

No obstante para los italianos ciclismo tiene aires de santidad, mucho más allá de lo deportivo. Italia es lugar de santuarios. Santuarios relacionados con nombres  que van desde de Alfredo Martini y Gino Bartali  a Franco Ballerini. Este año Italia acoge el mundial, y muchos ven complicado el triunfo azul. Por de pronto siguen considerando el mundial contrarreloj como algo que no es digno de un arco iris.

Para esta cita los italianos tienen miedo, porque su gran baza, Elisa Longo Borghini, se cayó hace unos meses y no puede estar en la pelea. Elisa era la esperanza de los fanáticos azules –los tifossi- . Elisa arrastraba una presión exagerada de toda una nación, pero esta lesión la ha dejado al margen. No son muchas las veces que Italia no mira a un hombre en el deporte, y Elisa lo había logrado, pero no puede estar entre las favoritas de Florencia.

Y ante la falta de referentes reales como los de antaño, los tifossi miran a Purito Rodriguez, porque los italianos, cuando no tienen un favorito vestido de azul, se fijan en aquél que más les haya emocionado, en aquél que honra la cultura ciclista, en aquél que reconoce la  tradición y la historia de una nación con el ciclismo.

Purito ha ganado muchas veces en Italia, en todo tipo de escenarios, algunos medievales y bellos como Asís. Purito ha ganado en lugares muy vinculados a la tradición italiana, sabe cómo hacerlo y cómo enamorar. Miren el año pasado en Lombardía. Aquí todo el mundo lo considera uno de suyos porque es bello dejarte la vida en una carrera y ver la pasión que destila, la forma que rezuma, lo agradecido que se muestra cuando descorcha la botella de Uno, el champán de muchos podios.

Y los italianos sólo reservan ese honor a dos españoles: Fernando Alonso y Purito Rodríguez. Pregúntele a cualquiera y te dirá que son italianos.

Por Alberto Celani 

Foto tomada de blog.canyon.com

1 COMENTARIO

Deja un comentario