Connect with us

José Luis, conocido familiarmente como “Petxu”

Mundo Bicicleta

José Luis, conocido familiarmente como “Petxu”

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

Estoy jubilado y tengo poco tiempo, ya que estoy aprovechando a hacer lo que me gusta, y eso lo requiere…

La frase, genial. Así nos pusimos en contacto con José Luis, conocido familiarmente como “Petxu”. Dar con él fue una feliz coincidencia. Estábamos investigando quiénes fueron los tres ciclistas anónimos que, hace ahora 50 años, se desplazaron hasta Roma para pedir al Papa que declarara a la Virgen de Dorleta patrona de los ciclistas. Cuando descubrimos su nombre, como integrante de aquella expedición, en seguida le reconocimos: el apellido Sáenz de Olazagoitia es un apellido mítico dentro del cicloturismo. Gracias a su sobrina Dorleta, que nos facilitó su teléfono, pudimos charlar un rato con él.

Endura LDB Di17

La historia de este vitoriano trascurre de Roma hasta el Himalaya, pasando por París, Alpes, Pirineos o los Andes, bien como montañero, o a lomos de una bici, o practicando el esquí de montaña. Sus tres grandes pasiones.

Impresiona hablar con un mito como “Petxu”, pionero de la larga distancia y que, con sólo 18 años, se embarcó, junto a los hermanos Serrano, de Bilbao, en aquella bonita aventura de ir hasta Roma en bici, completando 2000 km en 20 días, atravesando Irún y pasando por la Costa Azul y Génova. Toda una heroicidad en aquellos años.

Ésta no fue su primera brevet. Junto a su padre Luís (de tal palo, tal astilla), y con sólo 12 años, marcharon hasta Lourdes desde Vitoria, 330 km que recorrieron en 3 días y que fue todo un bautismo de fuego para José Luis, quedando definitivamente enganchado al ciclismo, sobre todo a la larga distancia y a pruebas de prestigio como la Bayona-Luchon, en la que ha participado en 15 ediciones, tres veces en la París-Brest-París, la San Sebastián-Barcelona en 24 h, la Vitoria-Fátima-Lisboa-Madrid-Vitoria, la Málaga-Veleta, sin olvidar sus largas cabalgadas, perdiéndose unos cuantos días por Pirineos, Alpes o Picos de Europa.

Pero su gran gesta fue realizar, en agosto de 1981, la primera ascensión al techo del mundo en bici, desde el nivel del mar hasta los 4.880 m del Abra Anticona (Ticlio) en Perú, 140 km de subida acompañado por Antón Areitio, Juan Ignacio Lorente y Benjamín Ruiz de Infante, todos ellos alaveses. Patrocinados por la marca BH, que les facilitó hasta las bicis de carretera con triple plato (30-42-53 y 14-17-20-24-27-31 de piñones), batieron el récord mundial de altura en carretera, saliendo a las tres de la madrugada del día 24 y tras 11 horas de duro pedaleo, aunque el tiempo era lo de menos. Tuvieron algunos desfallecimientos que fueron superados, sin duda, por la gran preparación que llevaron a cabo para aclimatarse a la altura.

Hoy en día, como nos ha dicho al principio, “Petxu” es un feliz jubilado que disfruta de sus aficiones al máximo y es ahora cuando está recogiendo algunos premios a su trayectoria, aunque él huye de todo protagonismo, pero aún y así no ha podido evitar recibir una distinción por parte de la Federación Vasca de Montaña “por su tenacidad, discreción y solidaridad, durante muchos años en la práctica, a un alto nivel de exigencia, de diversas disciplinas de montaña”.

Por Jordi Escrihuela, desde Ziklo sueños ciclistas

INFO

La oferta ciclista de Hoteles RH por toda la costa de Levante

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
Clic para comentar

Deja un comentario

Más en Mundo Bicicleta

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio