Connect with us

El karma de Mark Cavendish

Mark Cavendish atendido tras caerse en la llegada a Vittel

Ciclistas

El karma de Mark Cavendish

Tiempo de lectura:2 Minutos

Mark Cavendish conoce el karma???

Hay al mediodía en Neox una serie desternillante. “Me llamo Earl” se dice y si no la habéis visto, os la recomiendo, porque retrata al América profunda, ya sabéis que para un estadounidense, los EEUU es América, prescindiendo del resto del continente, inclusive Sudamérica. Y retrata la América profunda desde la historia de Earl, un caco bonachón y de medio pelo que trata de deshacer sus fechorías con un listado del karma en la mano, compensando todos los males que ha infringido a las personas que se han cruzado en su camino.

Yo no sé si Mark Cavendish debería hacer una lista similar, o si debería rebuscar en su karma para encontrar explicación a lo que le ocurrió a él en la llegada en Vittel, pero que ayer en muchos de los comentarios sobre lo sucedido entre el inglés y Sagan, el karma y su marrullero pasado salieron a flote, es un hecho.

Si hace un rato, ya dimos la clave sobre el plomo que le han puesto a Peter Sagan, en Cavendish encontramos uno de los principales motivos para que los riesgos que algunos toman en las llegadas tuvieran un tope, y quizá el tope más obvio sea el de la sanción, y en este caso, además, ejemplar.

Cavendish entra por donde puede porque está acostumbrado a que o le abran la puerta o le dejen pasar. Cav estaba, quizá ahora ya no tanto, acostumbrado a un grado de impunidad que le lleva a tomar esos huecos mínimos, por donde por ejemplo André Greipel no pasaría, pues el alemán, cuando ve el tema revuelto, no tiene problema en levantar el pie y salvaguardar su poderoso físico.

El historial de Cavendish está relleno de historias sórdidas, maniobras tenebrosas, peligros innecesarios y total impunidad, lo cual es aún peor para la competición, pues las cosas pueden acabar precipitándose como ocurrió en Vittel y acaba el tema como acaba.

Mark Cavendish no ha dejado muchos amigos en el camino, ha tenido clara que su ambición no era ganar una etapa, si no varias en cada carrera que tomaba parte, y por eso se codea con los grandes de siempre en el número de triunfos parciales en el Tour. Yo no digo que para triunfar haya que ser un hijo de puta, pero Cav esa máxima la ha aplicado, ha puesto el fin por delante y el medio, en un segundo escalón.

Quizá por ello, cuando se vio estampado en la valla más de uno esbozó una sonrisa, por devolverle el karma todo aquello que había sembrado, sin embargo esconder el gesto de Sagan en el pasado de Cav tampoco creo que sea justo. El martes vimos una cosa, que Sagan debía ser expulsado, y a la mañana siguiente cambiamos de opinión, que lo ocurrido es fruto de un lance en el que nadie piensa en los riesgos porque si lo hiciera fríamente, estas llegadas no tendrían lugar.

No sé si algún día Cavendish logrará coger a Eddy Merckx en el historia del Tour, le tiene a cuatro etapas, es seguro que este año no lo hará. Cavendish es un grande, nos guste o no, una leyenda en activo, pero eso no le da barra libre para lo que considere en cada momento. Hasta la fecha la ha tenido muchas veces. Ahora que se lo han calzado a él, estaría bien en que pensara en hacer esa lista del karma y enumerar a cuántos ha jodido.

Imagen tomada del FB de Team Dimension Data

INFO

Mira el Bkool Smart Pro + Simulador 1 Año
379,00 €antes del 11 de julio

Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-1-TOT
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Ciclistas

Inicio