La apuesta de Contador

0
4
vistas

La Vuelta a Burgos ha sido la piedra de toque para que tengamos otra vez a Alberto Contador on fire. Algo eclipsada por la carrera olímpica, la prueba que viste de morado su ganador era el bálsamo que se podía llevar el ciclista cuya temporada, a pesar del Tour, no está siendo mala. Hace veinte o treinta años, cualquier temporada que incluyera victorias en País Vasco y Burgos era un buen año.

El listón Contador es mucho alto, qué duda cabe. Incluso por ello, nos preguntamos en la primera semana del Tour, si a un caballo ganador como él le pertocaba arrastrarse con heridas por medio cuerpo sin opción a la general. Sin embargo, los registros de Contador en vueltas por etapas serán objeto de estudio muchos años después. Colecciona casi todo el repertorio de vueltas de prestigio del calendario, se le resiste la Dauphiné, que ha llegado a liderar alguna vez, y la Volta, que perdió tras su sanción hace cinco años. El resto que ha disputado para ganar, se lo ha llevado, especialmente País Vasco y París-Niza, sin olvidar aquella gélida Tirreno que ganó atacando de lejos.

Con ello toma forma y coherencia su decisión de no ir a los Juegos. Su bajón moral y físico del Tour, le habría pesado en Río de Janeiro, a donde además hubiera ido a contrapié, pues la selección española es una cosa que últimamente no le ha hecho excesiva ilusión, como se vio en Ponferrada hace dos años, a ello se le añade que las carreras de un día no le emocionan.

Ahora empieza la cuenta atrás hacía ese reto que más le pone, enfrentarse a Chris Froome. No será en el Tour, donde el balance es apabullante para el inglés, sí en la Vuelta, donde el español juega con marcador y público a su favor. El punto de forma de ambos será una incógnita, pero de estar medianamente bien podemos augurar una carrera corrida a lo bruto, como otras veces ya han hecho. Queda una semana escasa…

Imagen tomada de www.albertocontador.org

INFO

Todo para el ciclista en Endura

Deja un comentario