La bicicleta dice mucho de ti

1
4
vistas

Esto de comprarse una bicicleta ya no es tan fácil como antes, entonces daba igual: llegabas a la tienda y lo que estaba en el escaparate es lo que había. Ahora ya no. El escaparate es internet y es tan grande e inabarcable, a la par que diverso, que llegamos a la tienda con tanta información que cada vez tenemos mas claro lo que queremos. O el vendedor esta al día o las opciones de venta se pierden.

La bicicleta es un complemento más en la vida cotidiana, de la misma forma que nuestra manera de vestir nos sitúa en una cierta tendencia, con las bicis pasa lo mismo. Por ejemplo, si pensamos en una Brompton, lo asociamos al ejecutivo de traje y corbata, aunque no siempre sea así, si por el contrario te vas a una fixie, te viene un hipster con barba y gafas de pasta. Si por el contrario, lo que te gustan son las bicis clásicas, restauradas o adaptadas a tu día a día, probablemente tengamos a un “cultureta” que sabe hasta el año de fabricación del cuadro y sus componentes. Si por el contrario te gustan todas es que tienes el mismo problema que yo.

La mítica celeste belga y otros muchos modelos disponibles en Bioracer

A final, por poco que nos guste, nuestras tendencias y gustos nos posicionan y cada vez más la bici es uno de esos elementos definitorios. Esto es muy evidente en el ecosistema del ciclismo urbano, pues a la bici se añade la ropa, algo que dice y describe a la persona.

Sin embargo aunque no lo parezca en un principio, esto también se está trasladando a otros terrenos. Resulta que hay gente que no le gusta la bici de carbono con cambio electrónico, de la misma manera que no a todo el mundo les gusta llevar un Porche. Los clientes empiezan a preguntar por bicicletas más agradecidas en lineas y en prestaciones, algo más bonito, lejos de las tendencias del mercado. Algo que no tengas la sensación después de un año de que esta obsoleto. Entran en juego otros elementos como el titanio o el acero: vuelven las lineas clásicas.

Porque hay gente que prefiere un Rolls a un Ferrari, y no es que sea ni mejor ni peor, simplemente es que es otra cosa. Otro concepto diferente en esencia porque si estas dispuesto a esperar seis meses a que te fabriquen un cuadro a mano es porque tienes claro qué quieres.

Posiblemente hayas tenido muchas bicis y sigues buscando la tuya, pues no te conformas con la que se diseña en una gran factoría simplemente por una cuestión de detalles o porque aprecias el trabajo de un artesano. Si sois uno de estos inconformistas, bienvenidos al maravilloso mundo de la bici, donde tendréis para vosotros los mil y un matices y detalles en el vehículo más eficiente del mundo.

Desde Barceloneta Bikes

1 COMENTARIO

  1. Buenas llevo mucho tiempo leyendo el cuadernos de Joan Seguidor y este artículo me ha dejado un poco perplejo, ya que me parece que está muy lejos de la calidad y el análisis con el que nos tenías, al menos a mi, acostumbrados.
    ¿Es un artículo o un anuncio encubierto de una tienda?
    ¿Que es lo que nos quieres venir a contar?

    En cuanto a la temática del artículo solo comentar una cosa, sí es más “complicado” elegir entre lo que nos ofrecen las tiendas porque ahora hay más variedad, pero a modo de crítica también te diré Joan que hay cada vez más chatarra china en los escaparates de las tiendas, y con los años que uno tiene aun recuerdo cuando allá por el año 70 habían cuatro tiendas donde podías comprar una bicicleta pero los que te atendían eran profesionales del ciclismo que sabían asesorarte y entendían del material.
    Ahora salen tiendas como champiñones, que no critico la variedad, sino la profesionalidad de los mismos que las gestionan.
    Un saludo desde el Hospitalet y espero que no bajéis el nivel de los artículos que tantas buenas horas me ha dado.

    Gracias!

Deja un comentario