La bicicleta con el paso de los años

0
50
vistas

Hace unas semanas ya pude escribir en El Cuaderno de JoanSeguidor, me conoceréis como el “ciclista poligonero”, de hecho desde entonces algunos me recuerdan aquella reflexión. Como os dije entonces, competí como ciclista de carretera elite hasta que lo dejé en el año 2004. Ya con 26 años,  veía que empezaba a tener una edad como para tener la oportunidad de ser profesional.

Colgué la bicicleta un domingo de octubre, con motivo de la Escalada a Montjuïc, en la que fui cuarto. Al día siguiente, con la decisión de dejarlo bien tomada, envié un currículum para buscar trabajo y ese mismo día me llamaron de Denso, donde sigo desde entonces.

En los primeros años sin competir al máximo nivel, seguía relacionado con el mundillo, de hecho continuaba compitiendo, pero sin asfixiarme mucho, ya había sufrido lo suyo sobre una bici. No quería otra cosa que pasar el domingo con los amigos. Así sigo ahora, alternando además BTT y carretera.

Entre semana entrenar es un poco complicado, sobretodo los meses que no hay sol por la tarde, me toca hacer “poligoning” como bien sabéis. Ahora que los días empiezan a ser mas largos, puedo salir un par de horas y hacer buenas rutas.

Con todo, no puedo decir otra cosa que la bici ya forma parte de mi vida y todo lo que transmite encanta. Con este año llevaré compitiendo 23 seguidos.

También compito en carreras que me tocó hacer a tope como ciclista a tiempo completo. Las cosas han cambiado mucho en la cantidad de gente que viene. Hace quince años teníamos muchas carreras con más de 200 ciclistas en la salida, de la mitad de aquel pelotón podía salir perfectamente el nombre del ganador. Así de caras estaban las cosas, habían palos para subir a pros, y aunque no hubiera sitio para todos, lo cierto es que había mucho nivel y competencia. Hoy las participaciones son más modestas.

Aunque en mi época como ciclista a tiempo completo me lo pasé bien, porque hice lo que quería, lo cierto es que a dia de hoy la bici me hace disfrutar mucho más que antes. Entonces corría mucho mas presionado para hacer buenos resultados, siempre con el objetivo de dar el salto en la cabeza, ahora no, me veo más tranquilo, con la única intención de disfrutar la carrera muy por delante del resultado.

No obstante hay una cosa que no cambia, pasan los años, y la bicicleta siempre sigue conmigo.

Por Guillem Muñoz 

Publicidad

Deja un comentario