La bicicleta y la educación

7
3
vistas

Ayer miércoles, estuve hablando un buen rato, al calor de un café largo, con un joven emprendedor de la industria de la bicicleta que, hastiado de tantos palos en las ruedas, me espetó: “La gente no se da cuente que este país necesita empresas nuevas y guarderías”. La frase, contundente, toma sentido en el actual contexto  de crisis económica y  de valores, más grave aun, pues en la carencia de valores reside la base de gran parte de nuestros males.

La conversación viró por las trabas y los problemas que tiene trabajar en este bendito país, y en concreto por los vericuetos de la industria y distribución de la bicicleta, un segmento que muchos apuntan como pujante, que lo es, y más que podría serlo, pero no escapa a la idiosincracia de este lado de los Pirineos.

Ayer miércoles, desayuné con esta noticia sobre la lastimosa situación del servicio público de alquiler de bicicletas en Madrid. Un lastre económico para un ayuntamiento ya de por sí endeudado, porque al parecer el vandalismo se estila entre algunos usuarios de este servicio. Las cifras son claras, y si realmente se han utilizado mal y con desdén unas mil bicicletas del BiciMAD, siendo el total de las ofertadas unas dosmil y pico, eso no hay infraestructura que lo soporte.

De esta manera la empresa que lleva el servicio ya se ha declarado al borde de la quiebra y habla bien clarito a la entidad dirigida por Manuel Carmena que hereda todo este mejunje de la anterior alcaldesa, Ana Botella.

Sin entrar en si la anterior edil lo hizo mal -la factura de cada bicicleta de éstas tendría miga-, o si la actual debe o no solucionar el embolado, de lo que no cabe duda es que aquí hablamos de educación, de base, de la raíz, del sustrato y no me cabe en la cabeza que haya gente que alquile una bicicleta para dejarla a su suerte o maltratarla al final del día. Ojo que el que no me quepa en la cabeza, no significa que niegue que pase, porque pasar pasa, pues ahí está el artículo. Con todo, hay que ser imbécil.

La retahíla de comentarios que le sigue es el perfecto ejemplo de que el caldo de cultivo que rodea la implantación de la bicicleta en Madrid no es el más propicio. Muchos se declaran con los brazos caídos ante la dictadura del auto y amparándose en que coger la bicicleta en tales circunstancias es una locura, lo venden todo al lobby del vehículo a motor y a las cuestas de la ciudad, sin darse cuenta de que el camino debería ser todo lo contrario.

Aquí no se trata de decir si en Madrid se menosprecia más o menos su bicicleta, porque en todos los sitios se cuecen habas, aquí de lo que se trata es de la educación en una sociedad que demuestra tal desprecio hacia lo suyo. Una sociedad así no merece excesivo crédito, y eso sinceramente es lo que mas preocupa, mucho más que si mañana el ayuntamiento sale a socorrer el servicio o impone un ambicioso plan de carriles bici, porque eso será pan para hoy y hambre para mañana si el mensaje de movernos sosteniblemente no cala como debiera.

Imagen tomada de www.enbicipormadrid.es

7 COMENTARIOS

  1. Que es un negocio ruinoso para los municipios ya lo llevamos diciendo desde hace años, y lo avisamos antes de la implantación de este modelo de alquiler en cada municipio, incluido Madrid, que sea ruinoso quizás no sea la cuestión.

    Que los anclajes tengan un diseño chapucero también influye, que no escurra el bulto la empresa concesionaria que sabía donde se metía, pero mola montar un negocio y si luego va mal que nos cubran las perdidas y los supuestos beneficios.

    Y también podrías comentar los robos de bicis en Amsterdam, que son una plaga, y hasta donde se la ciudad no se ha mudado hasta el sur de pirineos,…

    Cuando escribes este tipo de artículos no te quedes con la información superficial que se ofrece, profundiza un poco más. 😉

      • El incivismo no es patrimonio al sur de Pirineos, cara país tiene sus matices pero basta poner fácil hacer algo incívico y ocurrirá, al sur de Pirineos y al norte.
        Si falla el anclaje (por un diseño desafortunado) y el GPS de las bicis, no es de extrañar que se anuncien en venta en Rumanía en las plataformas de 2ª mano.

        • Que sean fácil presa de los vándalos por su deficiente diseño no justifica a quienes lo hacen
          Por otro lado, sobre su concepción ya hablamos otras veces. Está claro que se ha hecho sin un estudio válido.

          • No justifica pero tampoco define a Madrid (quien dice Madrid dice cualquier ciudad al sur de pirineos) como una ciudad de vándalos, que es lo que se lee entre lineas cada vez que sale a relucir temas relacionados con la bici. Otra cosa es que lamentablemente tengamos poco apego por todo lo público que no consideramos como un bien común a cuidar, y no siempre una cosa vincula a la otra, como creo que es el caso.

          • Sí. En ocasiones es una especie de “mal Karma” con un origen definido que en España hay mucha gente que estamos intentado evitar, si se consigue o no ya veremos. Hay ciudades donde si pisas la calzada te envían a insultos a la acera en 0,n… y va a ser complicado revertir la situación. Espero que al final quede como algo puntual inherente al porcentaje de energúmenos propios de nuestra especie.

Deja un comentario