Connect with us

La Bonaigua es la escalera al Cielo

Puertos de Montaña

La Bonaigua es la escalera al Cielo

La Bonaigua es la escalera al Cielo

Sea Otter Leadboard- Post

En la subida a la Bonaigua nos espera un puerto mayúsculo

MOV – Ciclobrava – Sea Otter 2020

En la Bonaigua tendremos la certeza que tocaremos el cielo con nuestras manos después de haber superado una de las cimas más bellas e increíbles que podamos ascender en bicicleta.

Y lo haremos sin temor hasta alcanzar sus 2072 metros de altitud, el puerto de carretera más elevado de todo el Pirineo catalán.

La ascensión es larga, casi 22 kilómetros de subida continuada, sin fuertes desniveles para, poco después de iniciar su descenso, encontrarnos con la estación de esquí de Baqueira Beret que según dicen los entendidos es la mejor y más grande de España.

Seguramente, también, una de las más famosas.

 

En estas reconocidas instalaciones para la práctica de los deportes de invierno también podremos oler y sentir nuestra pasión por las dos ruedas.

Inaugurada la estación de esquí en diciembre del 64 tardó bastante en hacerse un hueco entre los aficionados al ciclismo, pero al final aquí también respiramos ciclismo a los cuatro vientos y pudimos vivir épicas etapas tanto en la Vuelta como en el Tour.

Podemos recordar, por ejemplo, algunos nombres de los que aquí vencieron como Unzaga en el 92, Zulle en el 95, Purito en 2003 o Moncoutie en 2008, saliendo también de aquí victorioso Denis Menchov, pero esta vez en un marco como el de la Grand Boucle.

 

La propuesta está servida: partir desde las estribaciones del Pirineo para sumergirnos en uno de los parajes más atractivos del Pirineo: el Valle de Arán.

Para eso tendremos que subir el puerto de la Bonaigua, puerta de entrada a este valle de valles, mientras nos deleitemos con la belleza y la soledad de un bucólico paisaje.

El ascenso propiamente dicho lo empezaremos a notar cuando alcancemos el pintoresco pueblo de València d’Aneu, situado ya a 1050 metros, pedaleando por una estrecha carretera de cuento con sus impresionantes bosques alpinos, abetos negros que parecerán echarse encima de nuestras cabezas.

RH Hoteles Movil

 

Esta exuberancia de árboles, y los rayos del sol jugueteando entre las hojas, nos transportarán a toda una sinfonía de luces y colores.

Hasta aquí, disfrutando de un buen ritmo pues rara vez la pendiente supera el 4% de inclinación, iremos ganando altura más deprisa con tramos ya más serios al 7-8%, pues la carretera empieza a serpentear sobre sí misma ofreciéndonos en el tramo final su vertiente más espectacular, mientras iremos contemplando hermosas panorámicas del valle, dejando atrás curva tras curva.

En esta parte del puerto los árboles han dado paso a extensos prados de alta montaña y, según la época en que abordemos la ascensión, es muy fácil que en sus últimos cientos de metros pedaleemos entre blancas paredes de varios metros de altura, porque lo normal es que la carretera está cerrada algunos meses del año.

SQR – GORE
SQR-Gore2

Una vez hollado el puerto, rendido a nuestros pedales, la visión será fascinante sólo para nuestros ojos del Aneto y la Maladeta nevados como telón de fondo de este valle del Pirineo, considerado como el más grande de esta cadena montañosa y donde según dicen su brazo izquierdo y su brazo derecho, su lado atlántico y su lado mediterráneo, se juntan y estrechan las manos en esta bella depresión que es el valle de Arán.

Spiuk – banner 1024×100
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook

Lo más popular

Categorías

Más en Puertos de Montaña

Inicio