Connect with us

La calculada (o no) ambigüedad de Mikel Landa

Valverde, Nairo y Mikel Landa en la presentación del Movistar Team

Ciclistas

La calculada (o no) ambigüedad de Mikel Landa

La calculada (o no) ambigüedad de Mikel Landa

Cambrils ZC, Gran fondo

Con Mikel Landa, todas las opciones están sobre la mesa

Aire nuevo en Movistar. Lo que Eusebio Unzue nunca consiguió con Alberto Contador, tener al mejor español en sus filas, lo ha logrado con Mikel Landa, el alma libre, el ciclista sin guión, que corre por el placer de que le vean y sepa que está vivo, en los Dolomitas, en los Alpes, en Andorra,… donde fuere.

Landa entre Nairo y Valverde. La foto era la Foto, con mayúsculas en la presentación del Movistar en su distrito madrileño, en un acto que por cierto también tuvo a las chicas y el maillot, esa pieza de transición que visto ahora, gusta incluso más que cuando se presentó.

Landa se ha convertido en el mago de las palabras, los periodistas escarban en él y encuentran petróleo, petróleo en forma de palabrería, de ambigüedad mal disimulada, de provocación. Aquel juvenil de oro ya marcaba terreno, siendo un crío, imaginaros ahora de rutilante estrella.

Y sabe Landa que la gente le escucha y le sigue, porque muchos ponen sobre sus espaldas la vaga responsabilidad del relevo, un cambio de testigo inmediato. Él se escurre, no sabe de relevos, quiere seguir a lo suyo, lo otro es sensacionalismo.

Ahora bien, cuando le preguntan por el Tour, no sabe ni dice nada más allá de “la carretera dirá”.

¿La carretera dirá?

Eso es lo mismo que dirían los franceses “on verra”, “veremos”, una vaga respuesta que abre el camino a la especulación, que se significa como puertas abiertas. No quiere renunciar a su discurso inicial, al del Tour, “nunca volveré a ser segundo de nadie”. El morbo sigue disparado, como si alguien, maquiavélico él, dictara los pasos, abriera las opciones, desde fuera, en un guión no escrito, pero sí plasmado y con guinda: “No esperaré a nadie”.

Landa sabe que no será sencillo cohabitar con Nairo, porque Valverde, que también irá al Tour, parece por otras cosas, aunque, el murciano no es la primera vez que dice estar en otra película y acaba en la pomada de lo que se le cruce.

Landa quiere evitar un Astana segunda parte, cuando andaba, pero cien veces más que Aru, quedó frenado, para alivio de Contador. Quiere omitir una reedición del Team Sky en el Tour. Un segundo es muy goloso, a un segundo del podio del Tour, de Romain Bardet. Uno, Landa, trabajando para otro, el otro, Bardet, centrado en el Tour.

¿A quién no le pone esa fotografía?

Landa no esperará, es lo que hay. Me gustaría saber qué piensa Nairo en esa cabecita, pero, el remate: “En un equipo español como que estás más arropado”. A quienes nos gusta el vino: blanco y en botella.

Landa ya piensa en Movistar, aunque llevé la indumentaria de Sky hasta el 31 del mes corriente. Le gusta sembrar zozobra, va con él. En una cosa es claro, Froome y su actualidad: “Ese tema no toca”.

Imagen tomada del FB del Movistar Team 

INFO

Equípate para este plomizo invierno con Endura

Clic para comentar

Deja un comentario

Más en Ciclistas

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio