La clase media salva el Tour

0
9
vistas

Un día más, uno menos. Cualquier comparación de este Tour con el Giro que estábamos viendo hace dos meses por estas fechas, es un ejercicio infame con resultado predecible. Hablaba Eduardo Chozas en el final de la retransmisión de la etapa por los Alpes de Romandía, que hay dos Tours, el de los favoritos que parece estacando, como muerto, y el de la clase media, que está saliendo a la perfección, pues tienen lucimiento ciclistas que están dejando las ganas y el empeño en sembrar su huella en esta imperfecta carrera.

Menos mal que nos queda la lucha por la etapa, menos mal. Hoy vi una encuesta que preguntaba por la preferencia del aficionado, clásicas o grandes vueltas. Me decanté por la primera opción porque si os dais cuenta el Tour, capítulo por capítulo, está siendo precioso. Estrellas de esto el pedal, entregadas a ganar una etapa, a sumar puntos para montaña, a llevarse la combatividad, a generar cualquier cosa que les permita subir al podio más codiciado del mundo. Esto lo tiene el Tour, que ni el Giro, ni mucho menos la Vuelta lo tienen.

Si miramos la nomina de ganadores de etapa, salvando las decisivas, e incluso gran parte de las decisivas, porque a Sky ya le va bien que se vaya gente por delante, apreciamos el precio de la victoria. Lo que ha tenido que luchar Zakarin para ganar su primera etapa en el Tour, lo que sufrió Pantano el domingo para batir a Majka, otrora corredor de fino olfato que este año se queda con las ganas a diario. Y la fuga de Martin y Alaphilippe, y el pundonor de De Gendt en el Ventoux, y la rabia de dar en el poste de Dani Navarro, y la puntería de Cummings, y el golpe de Van Avermaet, y el instinto de Sagan, la velocidad de Cavendish,… y sí Sagan & Cav entran en clase media por su condición de no opositores a la general.

Menos mal que tenemos a estos, porque de lo contrario estaríamos cargando de razones a aquellos que invitan a dormir la siesta mientras ven ciclismo. La general por desgracia es otra cosa, mañana en la crono, si todo sale como prevé, habrá estocada del hombre en amarillo que tiene por un lado rivales que habrán de explicar cómo es posible fallar por enésima vez y ya no solo ante el Sky también ante el resto tras un año consagrado al #SueñoAmarillo. Qué pena del pinchazo de Porte.

Froome es el más fuerte entre los favoritos, quizá no al nivel de antaño, pero lo que no hacen sus piernas lo hacen unos días unos y al siguiente otros en su equipo. Qué ciclista Wouter Poels, aspirante por defecto a un top ten en el Tour si no se debiera a Froome, y qué ciclista Mikel Nieve, el típico ejemplo de que en Sky no fichan al tuntún como otros.

Imagen tomada del FB de Lotto Soudal

Publicidad

Deja un comentario