La dedicatoria que Valverde no hizo

3
241
vistas

El otro día en el gimnasio me comentaban que Alejandro Valverde se había vaciado en la Ser, creo que dijeron. El murciano acabó agotado física y mentalmente el Tour de Francia, hastiado de gente que le criticó, aquí los primeros, por su apuesta por la carrera francesa, la hipoteca que ello le supuso y el desenlace que aconteció. Lejos de amilanarnos, su triunfo en San Sebastián creo que corrobora lo que hemos dicho mil veces, fijados en una posición que no hemos cambiado nunca, aunque nos tacharan de oportunistas, aunque el entorno del ciclista montara en cólera: Alejandro Valverde es un ciclista de los de entre un millón pero no para el Tour.

Hubo expectación por los cambios en el recorrido de la Clásica de San Sebastián. Entiéndanme, el trazado ha sido vistoso e incluso ha ofrecido una estampa de la Concha a poco de la meta que para el turismo de la ciudad habrá sido perfecta, pero sinceramente, el ciclismo contemporáneo corre un riesgo, el riesgo de estandarizarse, de ser siempre igual, sin matices ni signos locales. Si tienes una rampa del veinte por ciento no la desperdicies, estrella tu pelotón hacia ella.

El desenlace de la carrera fue óptimo, pues los nombres y el espectáculo valieron la pena. Valverde estuvo excelso, fenomenal. Dejó a Purito hacer en el tramo más duro, lo mantuvo a la vista y le remachó con un descenso fantástico. No paramos de repetirlo, nos encanta ver a este Valverde dominador, con iniciativa, el de la Roma Maxima, el de la Flecha Valona,… y no el ciclista arrugado y atosigado del Tour.

Esta victoria de Valverde en Donostia, seis años después de la primera, llega paralela a la Volta a Portugal, la “Grandissima” como nos justificó nuestra querida Helena. Recordemos que a falta de finalizar, el vigente ganador de esta carrera es Alex Marque, un ciclista a un calvario pegado. Marque, ayer precisamente, dio una rueda de prensa para explicar su “affaire” y aunque en el ciclismo es todo excesivamente complicado de entender, el veredicto es que es inocente. No sé si la UCI querría llevar esto hasta el final como el tema de Contador.

Recuerden que Marque fue uno de los fichajes de Movistar para el presente año y que una vez surgió su positivo el equipo despachó su adquisición con una no entrada en vigor del contrato que debió activarse el primero de enero del presente año. Marque dijo ayer esto respecto a Movistar:

El Movistar me dio la espalda en su momento. Esperaba algo más de su parte, sobre todo viendo que habían apoyado otros casos mucho peores que el mío. Me sentí un poco defraudado por cómo hicieron las cosas, ya que a raíz de una noticia falsa que sale en la prensa tomaron la decisión. Yo tengo la resolución de que soy inocente, ahora veremos cómo actúan ellos

La decisión de Movistar se hizo sobre la hipótesis de culpabilidad, ahora desmentida. ¿Se hará marcha atrás? ¿Se hizo eco o solidarizó Valverde con quien pudo haber sido su compañero al cruzar la meta? Valverde se vio en una similar y apoyo no le faltó –cosa que además celebro-. No he visto reacción alguna  y sí enorme sobre el oro de Alex Dowsett en la Comonwealth en el twitter del equipo. Una vez la indefensión del ciclista al descubierto.

Y siguiendo con el hilo portugués, nadie se pregunta por la ausencia de Eduard Prades en la Volta a Portugal siendo uno de los mejores ciclistas de aquellas tierras. Quizá su equipo debería comentar las causas.

Foto tomada de  

Publicidad

3 COMENTARIOS

Deja un comentario