Connect with us

La enésima primavera de Tom Boonen

Mundo Bicicleta

La enésima primavera de Tom Boonen

LBD Cambrils P

La figura de Tom Boonen no es una cualquiera en el pelotón, no. Su gigante estampa es fija en el paisaje primaveral desde que despertara aquellas sensaciones gigantes, acordes a su talla, en la primera Roubaix que corrió, marcando un hito en forma de tercera plaza con 22 añazos. Desde entonces este ciclista ha probado todos los estados de este deporte. Ha estado arriba, abajo, en medio. Picando el cielo, saboreando hiel. Hasta el Google View le ubicó paseando, hay que joderse.

Surcando los mares de adoquín
Pero este competidor ha sabido restañar heridas y salir indemne, o medio indemne, de todas las vicisitudes que le ha conferido la bicicleta. No cabe duda que cada vuelta al primera plano ha sido buena, pero la que está protagonizando estos días es de veras la más impactante. Armado en un Omega Pharma- Quick Step que en este tramo de campaña ha mejorado la pasada entera, Boonen completa una envidiable colección en las primeras clásicas flamencas, a falta de la Ronde, donde a diferencia de lo que ocurrió con Devolder, donde tuvo que contenerse, parece el jefe absoluto del equipo, si bien ese extraordinario ciclista llamado Sylvain Chavanel bien merecería la mitad del grupo a su servicio.
Sabedores de la calidad de Chavanel, no haríamos bien en valorar la baza del francés como la primera del cuadro de Lefevre. No es de recibo, con la holgura que Boonen demuestra en la parte temprana de la primavera. Se le reconocen las hechuras perdidas de velocista que no le han impedido dos triunfos en esta modalidad en E3 y Gante-Wevelgem, un dúo de éxitos firmados nada menos que sobre Oscar Freire y Peter Sagan, ciclistas por los que habríamos apostado a priori si la consulta se hubiera producido hace sólo tres días, a sabiendas, además, del resultado de la Het Niueuwsblad.
Boonen encara en pole la parte decisiva de la primavera, consciente de que por mucho que haya ganado, si la Ronde o Roubaix caen en saco roto el periodo primaveral le resultará agridulce. Pero que le quiten lo bailado, vemos en el flamenco el poderío de hace tres años, ese que machacó a la concurrencia en el Carrefour de l´ Arbre, ese que le valió tres Roubaix, dos Flandes y hasta un Mundial. Más madera, cómo se presenta el punto culmen de esta primavera, lo celebramos, lo pasaremos bomba. 
Foto tomada de Tetedelacourse 

Continuar leyendo
Te puede interesar...
4 Comentarios

Más en Mundo Bicicleta

Inicio