La espera

2
21
vistas

Desde bien pequeño siempre he disfrutado compitiendo y haciendo deporte. A parte del ciclismo he compaginado otros deportes: fui portero de fútbol, atleta, karateka y hasta jugador de hockey sobre patines. El ciclismo no fue algo que entrara de repente en mi vida. Casi des de que tengo conciencia me recuerdo siguiendo tour y vuelta con mi familia desde el sofá de casa. En el 99 mi padre nos llevó a ver la mítica etapa del Alpe d´Huez, en la que ganó Guerini después de caer por culpa de un fotógrafo. Me encantó el ambiente entre los aficionados, la caravana previa y el espectáculo de los ciclistas. Poco después le pedí a mis padres que quería entrenarme y participar en carreras.

Hasta la categoría junior estuve compaginando carretera con BTT. Creo que he corrido en todas las categorías posibles. Mi primera temporada fue en principiantes, con el Club Ciclista Blandense (equipo en el que estuve hasta llegar a cadetes). Los primeros años ganaba casi todas las carreras en las que me presentaba. Por suerte tuve unos padres que desde el primer momento me avisaron de que esto no siempre sería así y me advirtieron de que para llegar lejos tendría que aprender que las cosas no iban a ser siempre tan fáciles.

En este sentido, al llegar a cadetes y competir en carreras de nivel estatal me di cuenta de que la competencia iba a ser cada vez más dura. Empezar a competir en carreras por etapas, como la Vuelta al Bajo Aragón o la Vuelta a Albacete (de las que guardo muy buen recuerdo) fueron grandes experiencias que me hacían sentir más cerca de las grandes carreras ciclistas que yo seguía por la televisión.

Las ganas de poder competir al máximo en junior hicieron que, por primera vez en mi carrera, tuviera que buscar un equipo de fuera de Cataluña. Tuve la suerte en recalar en las filas del Cerámicas Onda donde aprendí mucho de la familia Cabedo.

Este 2014 ha sido mi último año como sub23 y sabía lo importante que sería esta temporada para encarrilar mi futuro como ciclista. En todo momento he confiado en que tenía el nivel y el equipo para hacer una temporada. Lo único que esperaba era rendir al máximo, pasando bien la montaña, para ayudar a mi equipo y verme con oportunidades de aprovechar mis condiciones de velocista.

Trabajar a las órdenes de Gorka Beloki ha sido una oportunidad que me ha ayudado a ser mejor ciclista, él ha pasado por todo esto y entiende y se comunica a la perfección con sus corredores. Este año, en el Zirauna-Infisport, he aprendido mucho el oficio, y aunque todavía tengo mucho que mejorar como ciclista, los resultados han acompañado y la temporada ha sido buena.

Me resulta difícil destacar dos o tres momentos únicamente, pues la temporada ha estado repleta de momentos destacables. Citaré dos que están muy relacionados, uno malo y otro bueno. El primero fue el instante en que me entero que no iré a los mundiales. Desde que probé el circuito en los Campeonatos de España supe que era un gran circuito para mis características. En esos días, estaba en un gran momento de forma y venia de ganar muy recientemente carreras complicadas. Hablo de Palencia, donde me vestí de amarillo por primera vez en mi vida, y de Zamora, alzando los brazos en meta junto a mi compañero Imanol Estévez bajo una lluvia torrencial.

Prefiero recordar, por eso los mejores pasajes , y en ese sentido el gran momento de la temporada es quizá la Vuelta a Cantabria, una victoria que llega además a los dos días de conocer la decisión del seleccionador de no llevarme a Ponferrada, y para mí ese éxito fue una explosión de rabia contenida y una reivindicación. Luego en la segunda etapa rematamos la faena con Imanol y colaboramos para darle al Zirauna-Infisport su primera victoria en una vuelta por etapas.

Con todo soy consciente de que dar el salto a profesionales es sumamente difícil y estoy preparado para seguir luchando si no surge ninguna oportunidad. Ahora mismo estamos llamando a algunas puertas. Yo ya he hablado en la carretera y ahora es Gorka quien realmente está trabajando para conseguirme un futuro profesional la temporada que viene.

Por el momento no me he marcado ningún plazo ahora, si no se da el caso, en algún momento me veré en la tesitura de llevar vida por otros caminos, pero hoy por hoy, en mi mente sólo está el ser ciclista profesional. Acabé la temporada hace un par de semanas, ahora mismo intento mantener la calma y no pensar en el año que viene. Estos días he tenido la suerte de poder hacer unas pequeñas vacaciones junto a algunos compañeros del equipo y ahora estoy aprovechando para hacer otro tipo de actividades físicas como el running, la bicicleta de montaña,  karting, o el senderismo.

El panorama nos obliga a no ser demasiado optimistas, la situación es complicada, hay pocos equipos y cada vez van desapareciendo más. En España la situación es especialmente adversa, apenas un equipo Pro Tour y un Continental Pro. En mi opinión, aunque creo que el ciclismo puede ser un deporte rentable para los patrocinadores, echo de menos la colaboración de administraciones públicas y otros organismos que deberían apostar, en momentos de crisis como el actual, por bienes sociales tan positivos como pueden ser el deporte o, por ejemplo, la cultura. Creo así lo único que provoca es empeorar la situación y, en nuestro caso, contribuir en la desprotección del ciclista.

Por Francesc Zurita

INFO

¡Energía Solar de repuesto garantizada para dispositivos portátiles!

SONY DSC 

Atlantis Internacional bajo la marca KSIX y junto con su  patrocinador Jose Antonio Hermida lanza al mercado su  batería de recarga portátil Solar para poder dar energía en cualquier momento y lugar a dispositivos como reproductores MP3, tablets, smartphones.

La batería de carga solar POWERLIVE+ con celdas solares SunPower de alta eficiencia fabricadas en USA es resistente al agua, golpes y salpicaduras.

La batería Solar POWERLIVE+ permite al usuario ir a cualquier lugar con la seguridad de disponer varias cargas extra para su dispositivo portátil (de 2 a 3 cargas completas para smartphone o tu tablet hasta el 50%). un dispositivo ideal para la práctica de actividades deportivas o para desplazarse continuamente con la seguridad de tener energía siempre a mano para el teléfono, tablet, GPS o dispositivo de ocio.

La SOLAR POWERLIVE+ incorpora dos conectores USB en los laterales que te permitirá cargar 2 dispositivos simultáneamente, cable USB integrado para poder cargarla con energía eléctrica y linterna Led.

SOLAR POWELIVE+ destaca por su autonomía de recarga gracias a sus 4000 mAh, lo cual garantiza el suministro de energía para dispositivos de gran consumo, o varias recargas para dispositivos de consumo moderado.

Su utilización es muy fácil: basta con conectar el equipo a su salida de recarga eléctrica  y  transferir la energía o mediante luz solar.

ESPECIFICACIONES

Resistente al agua, golpes y salpicaduras

Batería: 4000 mAh lithium-polymer

Panel solar: 5V 250 mA max

Corriente de entrada: 5V DC/ 800 mAh

Corriente de salida: 5V 2x1A

Temperatura: 0 -45º

Tiempo de carga: 15h (solar) . 3 h (USB)

Linterna LED

Tamaño: 165 x 85 x 15 mm

Peso:16 2 gramos

2 COMENTARIOS

Deja un comentario