Connect with us

La imagen del ciclista profesional en la sociedad

Ciclista profesional JoanSeguidor

Opinión ciclista

La imagen del ciclista profesional en la sociedad

La imagen del ciclista profesional en la sociedad

El ciclista profesional debería ser el primer interesado en mejorar la seguridad viaria

La imagen de los ciclistas del Team Sky saltándose los semáforos en rojo ha sido un poco la gota que colma el vaso. El otro día, David me comentó la posibilidad de escribir algo al respecto y poco más se puedo añadir: el ciclista profesional es mirado con lupa, como no podía ser de otra manera.

El ciclista profesional es un personaje muy alejado de la realidad en muchos aspectos, lo que preocupa en su entorno inmediato le puede llegar, pero lo que pasa más allá es complicado.

Viajes, estrictas dietas, staff del equipo, horas de sueño prescritas, descanso…

Recuerdo cuando Samuel Sánchez me hablaba de lo complicada que le parecía la vida más allá de las carreras, cuando escuchaba su hijo llorar por la noche, los días que estaba en casa, días en los que tomaba conciencia de los sacrificios de su pareja.

Recuerdo esos momentos, porque para un ciclista profesional, lo raro es eso, estar en casa, más allá de las vacaciones y algún periodo entre carreras.

Las concentraciones en Sierra Nevada o en el Teide, una élite de estrellas afinando el estado de forma, en una rutina donde la cerveza y la pizza del último día pueden ser la gran novedad, una rutina monacal, aislada de todo y todos.

Endura LDB Summer 2019 – ROT

En El Velódromo…

  • Los manejos de Jacques Anquetil

Sin embargo, y volviendo al principio, todo ello no exime al ciclista profesional de ver lo que para alrededor y no ser conscientes de que es la punta de lanza de un colectivo que está en el punto de mira de la sociedad.

Es curioso que las dos únicas veces que hemos visto ciclismos en un canal como La Sexta sea, hace un año, por las no azafatas del Tour Down Under y ahora de estos corredores del Team Sky pasando del código por Adelaida.

Es curioso, pero también sintomático de lo que digo. Siempre, cuando un ciclista incumple la norma, hay, como nos dijo un día José Maria Caroz, una mirada inquisidora de un chófer cuestionando la situación y poniendo a todos en el mismo saco.

Estamos en un periodo de impás, una angustiosa espera que creo que se está haciendo muy larga, ante lo que Anna González arrancó hace un tiempo, un defensa íntegra del ciclista, y los peatones, ante los coches y las consecuencias de un accidente.

Anna ha dado todo en el empeño. Algunas estrellas la apoyaron, así como caras conocidas, pero cuando pidió la ayuda de un equipo en bloque, un equipo con poder y proyección, se vio sola en una cruzada en la que sólo ella parecía tener algo en juego, cuando fue la que perdió más. Su lucha no se ve en el pelotón y el beneficio de la misma será para el ciclista profesional, antes que para nadie, porque el ciclista profesional sí o sí debe salir a las carreteras.

Digo esto porque, como dijimos el otro día con David, el ciclista profesional tiene más responsabilidades que las de satisfacer el equipo, hacer el trabajo encomendado y cumplir las ordenes.

Sé que su vida no es sencilla, que se le reclama desde muchos sitios, pero el ciclista profesional es visto por miles de personas como ejemplares y ellos son también potenciales víctimas en la carretera, como desgraciadamente estamos viendo. Por eso que lo del Team Sky por Adelaida quede en una broma y el ciclismo profesional dé el tono que se espera de un colectivo de su potencia.

Imagen tomada de Diario de Triatlón

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Facebook

Lo más popular

Categorías

Inicio