Connect with us

La indefensión del ciclista es la cicatriz de nuestra “civilización”

Mundo Bicicleta

La indefensión del ciclista es la cicatriz de nuestra “civilización”

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

A primera hora de este domingo a una semana escasa de Navidad, el ciclismo no encuentra motivos para celebraciones. No conocía personalmente a Iñaki Lejarreta. Sí tuve contacto con gente Orbea, e incluso compañeros suyos. Esto es una mierda, otro más, un goteo incesante, un atropello a la razón y los amantes del deporte y la bicicleta. Qué ha de pasar. Qué más se ha de hacer. La concienciación no funciona y los lamentos llegan, como siempre tarde.

La vida cuesta abajo se nos escapa

Para descrédito de una sociedad que quema gases y combustibles fósiles a una velocidad que el planeta necesitaría multiplicarse por tres o cuatro, estas noticas son el mazazo siempre duro pero no definitivo de que esto no puede seguir así. Mañana todo rodará igual. Con idénticos defectos y similares peligros. No hablamos de que el ciclista sea un bien a proteger por encima de otros, sólo que la tragedia que se ceba con el colectivo es elixir de inconsciencia y desconocimiento de los verdaderos mimbres que sostienen una sociedad.

Cambrils ZC, Gran fondo

La muerte de Iñaki Lejarreta nos cruje, como la de Víctor Cabedo, menuda racha para la familia de Orbea, como la de otros tantos que no responden a apellidos ilustres pero que pagan el peaje más elevado de cuantos se pueden apoquinar. Hoy la familia de Iñaki, lo vio partir como siempre, pero nunca volvió. La vida ha llevado al ciclista a convivir en un entorno, la carretera, en el que siempre es el eslabón frágil. Y ello más que nos duela es así. Entonces, qué demonios queda en nuestra mano para convivir con solvencia con esta realidad.

Iñaki hoy ha sido TT. No merecía menos. Obviamente nadie quiere estar ahí por luctuosos motivos. Ha sido TT gracias a que grandes personajes se han vestido el luto del ciclismo y lko han hecho propio. La rabia nos llevó a responder por ejemplo a María Escario, quien puso su granito de arena en el castillo twittero hablando de seguridad vial y demás recursos dialécticos que los generalistas siempre se apropian en estos momentos. Sinceramente, que lo hagan ellos, que ponen en altares televisivos a, por ejemplo, futbolistas saliendo de los entrenamientos en coche y hablando por el móvil, dice de lo mucho que habríamos de callar, y sobretodo intentar aprender y concienciar desde nuestras responsabilidades, sean mayores o menores.

Sin embargo, los lamentos siempre llegan tras la desgracia, cuando la enmienda no ofrece vuelta de hoja y así avanzar se hace a talegazos que cicatrizan en el corazón. Y estos son malos consejeros, los peores, pues si a lo complicado que está todo le añadimos la opción de jugarnos la vida sobre una bicicleta, mejor yo paso.

 

Como veréis poco puedo decir de una trayectoria que resume una persona que lo conoció como nadie: Luis Román

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
3 Comentarios

3 Comments

  1. Carolina

    16 de diciembre, 2012 at 22:48

    Indefensión del ciclista en la carretera y en la ciudad. Falta de conciencia de los conductores… y en ocasiones de los peatones.
    La semana pasada mi hija me llamó con la voz entrecortada y mi corazón se aceleró. Un coche acababa de tirarla mientras iba en bici a la universidad… por suerte sólo fué un susto y el conductor se paró y la socorrió.
    Mi más sentido pesame a la familia de Iñaki Lejarreta. DEP.

  2. norberto camacho

    20 de diciembre, 2012 at 14:32

    excelente texto muy reflexivo.

Deja un comentario

Más en Mundo Bicicleta

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio