La mejor contrarreloj de la historia del ciclismo ocurrió hace veinte años

7
7
vistas

Aquel verano hacía un calor horroroso. El Tour celebró el Tratado de Maastricht visitando un buen puñado de países comunitarios. San Sebastián alumbró la carrera, ésta cruzó los Pirineos que nos descubrieron a Richard Virenque, escapado con Javier Murguialday en Pau, y se fue al norte, a Bélgica, Holanda y Luxemburgo. Sí, a Luxemburgo.


El día 13 de julio de 1992 hubo un antes y un después. Una jornada que marcó a fuego. Un monumento de sesenta y cinco kilómetros y una hora larga de esfuerzo. Si “maître Jacques” viviera se habría visto de azul y blanco, sobre una cabra customizada de Banesto y un casco con un triangulo rojo invertido, como un “ceda el paso” a quien lo portara.
Recuerdo perfectamente aquella jornada. Una tarde de julio. La carrera ya lanzada, los favoritos en carrera, y entre ellos el primero en estar operativo Miguel Indurain. Navarro, ganador el año pasado, las dudas crecieron las jornadas del norte, cuando Lemond y Chiapucci le tomaron ciertos segundos, simbólicos, pero para muchos sintomáticos. Aquello fue una merienda de negros. Jugársela en los adoquinados de Bruselas no tuvo mayor premio que la consolación frente a lo que acontecería en el pequeño ducado.
“Atención, primer punto, Miguel Indurain mejor tiempo con mucha ventaja” gritaba un Carlos de Andrés veinte años más joven. Miguel había iniciado la que considero su obra maestra. Si Luxemburgo había sido fatal para Pedro Delgado tres años antes, aquí, con el uno a la espalda y también en una crono, el de Villava firmaría la que por muchos está considerada la mejor crono de la historia.
Las rutas luxemburguesas, fueran largas, estrechas o en páramo, presenciaron como un ciclista fue capaz de doblar a tres compañeros de pelotón. El último de ellos, Laurent Fignon había partido seis minutos antes. Ello da dimensión de la hazaña. En el umbral del arco de llegada Armand de las Cuevas se demoró tres minutos, Gianni Bugno 3´41´´ y Greg Lemond más allá de los cuatro. Sencillamente devastador. Aunque Pascal Lino salió ese día de amarillo, el suyo fue un premio testimonial. Duró lo que el pelotón tardó en entrar en los Alpes.  

Con motivo del Tour de Francia 2012, tenemos un nuevo concurso para todos los lectores de El Blog de Joan Seguidor. Participar es muy sencillo, tan sólo tenéis que dejarnos un comentario en este post, indicando quién creéis que ganará los tres maillots de este año.

Como premio el ganador podrá elegir entre una de las gafas deportivas de la colección de Mister Spex, con un valor de hasta 100 euros. No está mal, ¿no creéis?
Animaos a participar, es muy sencillo ¡y podéis ganar unas gafas nuevas para salir a pedalear!
¡Mucha suerte a los participantes!

Votad, el plazo expira el próximo martes 17 de julio
Si te ha gustado, que espero que sí, algo al menos, dale a alguna de esas pestañas de divertido, interesante,…

7 COMENTARIOS

  1. Miguel Indurain… por mucho que les pese a muchos un ciclista dificil de igualar.Y aunque se salga de la "esencia" de este blog, hoy 13 de julio me gustaria regresar los veinte años que hace que pasó, y poder enmendar los errores del pasado.Gracias Iván por la oportunidad que me ofreces cada día de expresarme en tu estupendo blog.

  2. sin animo de ofender, el pueblo natal de Miguel Indurain es Villava, las dos con v. Somos paisanos, de hecho, mi tio fue compañero suyo cuando tenian 12 años en el Club Ciclista Villaves

  3. […] El año que viene el Tour sale de Inglaterra, del norte en concreto, de Leeds. Desde el arranque de Londres en 2007, el paso por tierras internacionales en la salida ha sido usual pues a la urbe británica le han seguido Mónaco en 2009, Rotterdam en 2010, Lieja en 2012 e incluso está comprometida y anunciada la partida desde la holandesa ciudad de Utrech en 2015 y se rumorea con Amberes ¡para 2020! Pero es más, por el camino quedan incursiones en cimas italianas, pasos usuales hacia España, en 2009 se vivió una etapa íntegra entre Girona y Barcelona, y visitas más o menos constantes a países de la frontera oriental con Francia, es decir Suiza, Alemania y Luxemburgo, enclave muy frecuentado con doble carga para el ciclismo español, pues allí Perico sepultó el Tour de su renovación y Miguel Indurain se perpetuó con la mejor crono jamás vista. […]

Deja un comentario