La mejor Lieja de Miguel Indurain

0
94
vistas

Lieja, capital valona y creo que por cantidad y calidad de ciclismo, ciudad capital de este deporte a nivel mundial, se relaciona con Miguel Indurain por su cabalgada grande e inolvidable a puertas de la segunda semana del Tour de 1995. Aquel dia, un Indurain cubierto por una simple chichocnera, que en aquellas fechas servía para identificar que la carera era o en los Países Bajos o en Bélgica, pues era obligado llevar protegida la cabeza, reventó la carrera a su favor tras sorprender a todos los favoritos quienes nadando en incredulidad acabaron por ceder un minuto en orillas del Mosa con la sensación de que lo importante no había empezado.

#DiaD 21 de abril de 1991

Pero hubo un día, cuatro años antes, en el que Miguel Indurain ya coqueteó con Lieja y no en el contexto de la “Grande Boucle”, y sí en el marco de la Lieja-Bastogne-Lieja. Aquel Indurain estaba en plena forma, fino y afilado para la inminente Vuelta a España que emperazía en siete días desde Mérida y que acabaría en las manos de Melcior Mauri.

Fue una carrera muy diferente a las de ahora, con los favoritos moviéndose lejos, muy lejos de meta. El primer movimiento importante lo propició el ídolo del lugar, Claude Criquielion, saltando a 73 kilómetros de meta. Surgió en ese momento el ciclista que habría de marcar historia en la carrera, Moreno Argentin, quien días antes ya había ganado la Flecha.

En los siguientes kilómetros se formaría un primer corte que dio vida al definitivo, el que habrían de formar los dos citados anteriormente, con Indurain y Rolf Sorensen, compañero de Argentin en Ariostea, que se encargó además de dinamitar la carrera. El segundo grupo de perseguidores se quedaría Marino Lejarreta junto a Raúl Alcalá y Erwin Van Hooydonck, entre otros.

La carrera se erigió entonces en una lucha sin cuartel entre los dos grupos, donde el concurso de Sorensen fue clave para tener quietos a Indurain y Criquielion y dejar limpio el sprint final de Argentin, primero, en el muelle de Ourthe, el lugar que entonces albergaba el final de la carrera. Indurain, cuarto, no pudo en el embalaje final, pero firmó su mejor actuación de siempre en estas carreras y abrió la puerta a lo que podría haber sido de haberlas contemplado.

Imagen tomada de www.cyclinghalloffame.com

INFO

Remolques para llevar tu bici en el coche, en Cruz tienes unos cuantos…

Publicidad

Deja un comentario