La mierda del ciclismo ya rebasa sus límites

1
9
vistas

Lo siento, de veras. Lo lamento mucho. Este blog últimamente da asco, repugna. Sí. Estamos atados a la actualidad. Tenemos un invierno convulso. El ciclismo vive en dos realidades. La que nos gusta. La competitiva. En Argentina, en Australia, ahora ya en Europa, aquí mismo, en la hermosísima isla de Mallorca. Pero paralelamente está el ciclismo de despachos y lo que es peor, el de juzgados.

Estos días sangramos, nunca mejor dicho, por los cuatro costados ante indecente rueda de declaraciones de la Operación Puerto. Nadie sabe nada y el juez tampoco inquiere por que no se ve en la obligación. La acción que nos ubicó en la vanguardia de la lucha contra el dopaje que en otro país tendría encima de la mesa culpables y conclusiones en España es un asunto de salud pública, como quien prohíbe fumar en un bar, que seguro acabará en nada pues el canal por donde han de surcar las aguas de la justicia está marcado, y bien marcado.

Se habla mucho del listado de Eufemiano. Se trazan conjeturas. La Real Sociedad de fútbol es el epicentro de las mismas. Todo por unas siglas que el ginecólogo canario ironizó con un vino. Manda huevos, estamos para bromas. El estado español pagándole un sueldo mientras él quema jornadas en los juzgados madrileños así, ironizando. Obviamente sobre el club guipuzcoano convergen y encajan piezas, pero hacernos creer que la historia empieza y acaba en ellos es sencillamente insultar al espectador. Si un pájaro como Eufemiano gusta de volar alto ¿cómo conformarse con premios menores? Y la Real es uno.

Que no duden que este doctor tiene un gran poder entre sus procelosas manos. Ha sido un chasquido y ha hecho temblar el CSD, sí el Consejo Superior de Deportes. Señaló con precisión a Pipe Gómez y éste salió por la puerta de atrás de la presidencia de no sé qué fundación con no sé qué objetivos. Por Dios, Pipe. Hace pocos días supimos que tenía una tabla de salvación para todos los organizadores ciclistas en apuros. ¿En qué habrá quedado tal propuesta? Es más ¿sigue vigente?

Entretanto el juicio de la Operación Puerto sigue su curso mientras informaciones catárticas surgen por doquier. Están muy cabreados en Holanda y Dinamarca. Su porquería rebasa los límites de lo tolerable. Y en esto Luis León Sánchez pasaba por ahí. Le trincharon sobre sus relaciones con el demonio en persona, en forma de médico canario, y le han puesto en la nevera. Por medio titulares jugosos. “Luisle, apartado por sospechas de dopaje”. Llega el desmentido del equipo, que dice que está apartado, pero sólo un poquito, y el eco es escaso. Dar marcha atrás no figura en los manuales de la facultad.

Con este enrarecido ambiente convivimos a diario. Ha sido tal la presión que se ha ejercido sobre el ciclismo que, salvo sorpresa mayúscula, se ha rebasado la línea de resistencia. Ahora mismo surgen amaños y otras tretas en el fútbol, es una inercia que se podía pensar como lógica. Como dijo mi abuelo, “en todas las casas se cuecen habas,…”.

Foto tomada de www.abc.es

1 COMENTARIO

  1. Otra buena pieza de escritura, que, sin embargo, duele leer… ¿Aparte de éste y otros espacios, dónde está el periodismo crítico que genera conciencia? Parece que ahora, como el deporte que sataniza, el jornalismo se ha prostituido al que puede pagar sus servicios, sean editores o políticos. Nos enfocamos en las miserias del ciclismo sin pensar que refleja la sociedad que lo engendró. Lamentable.

Deja un comentario