La París-Niza al límite

1
26
vistas

La París-Niza de este 2016 parecía, por primera vez en varios años, tomarle la delantera a la Tirreno, y no sólo porque arranque antes. Sin embargo, las últimas 48 horas han puesto la carrera francesa a prueba en todos los sentidos y, aunque al final ha salido bien parada, lo cierto es que no siempre pareció claro que así fuera.

El martes Nacer Bouhanni puso a los árbitros en un compromiso con una auténtica animalada contra el líder Michael Matthews poniendo el peligro su propia seguridad y lo que es peor la de su rival y de todo el pelotón que venía por detrás. Comportamientos como Bouhanni no los veíamos desde el mejor Mark Cavendish, cuyas imprudencias dejaron tomadísimos a ciclistas como Boonen o Haussler.

El inglés salió impune a sus niñadas y Bouhanni parece seguir el camino del de Man. Sinceramente si UCI, ASO o quien sea se precian de un ciclismo limpio, esto lo ensombrece tanto como un escándalo de dopaje o un motorcillo escondido en el cuadro de una bici.

Como también lo ensombrece el empecinamiento de salir sí o sí cuando las condiciones meteorológicas confluyen en contra del pelotón. Sinceramente con los avances, con las predicciones, con todo lo que se maneja en estos tiempos, es increíble que se salga, que se tome la salida, en unas condiciones como las que se apreciaron este miércoles. Sólo el ciclismo se pone en manos de la providencia así.

Sabemos de lo que cuesta organizar, del dinero que se compromete con las poblaciones, de todo eso, pero creemos que a ASO no le va de sacrificar una etapa que nunca tuvo que salir. Si ASO no tiene poder de negociación en estos casos en qué los tiene, o es que sólo sabe usarlo para su beneficio cuando trata con la UCI o la gente del ciclismo.

Imagen tomada del FB de París-Niza

INFO

No cargues con tu bici, deja que Nacex te la lleve a donde quieras

 

Publicidad

1 COMENTARIO

Deja un comentario