La piedra de Chris Froome

0
4
vistas

La regla no escrita, pero tangible en la historia reciente, es que quien golpea primero es como si lo hiciera dos veces. La Pierre de Saint Martin, un puerto que deja el Pirineo galo en el umbral de los valles navarros, en la primera y creo que muy importante pieza en este engranaje decisorio del Tour.

La Planche des Belles Filles, Ax 3Domaines,… en el Team Sky cuando están bien y se sienten fuertes parecen suizos, no dejan para mañana lo que puedan hacer hoy y creo que, si Froome confirma las sensaciones de los días clave de la primera semana de carrera, vamos a tener baile de los hombres de negro.

Aunque a algunos les levante ampollas, lo cierto es que la estrategia de golpear en la primera de montaña, más cuando viene acompañada de jornada de descanso, era el primer highlight en los Tours que no existieron porque ganó Lance Armstrong: Sestriere, Hautacam, La Mongie… fueron cimas que creo encontrarán perfectamente con lo que nos depare la piedra de San Martín, una zona amada por espeleólogos y que seguro ofrecerá cargas de profundidad.

De cuán sepan limitar los daños los rivales de Froome depende el futuro del Tour. Sobre los favoritos ya hemos opinado, pero no del puerto en cuestión, una subida que viene precedida de tortuosos caminos vecinales, con trampas diseminadas por el terreno y un primer tramo de ascensión que incentiva el ataque lejano, en caso de querer hacer daño porque de los contrario, las pendientes bajan mucho la dureza al final.

Para quienes no ubiquen la subida, ésta se solapa con el Soudet, puerto tremendo, que enterró las ilusiones de Indurain en 1996 y que un año antes se subió a trote para homenajear a Fabio Casartelli, muerto bajando el Portet-d´-Aspet, un tristísimo suceso que recordamos como si fuera ayer. Hoy esperamos víctimas deportivas, seguramente las habrá.

Deja un comentario