La prudencia de Alejandro Valverde

0
49
vistas

Movistar presentó un ocho de lujo en el Gran Premio Miguel Indurain, el ciclista emblema de esta estructura que, curiosamente estuvo ausente en la presentación del libro de los 30 años de historia del equipo dirigido por Eusebio Unzue. En el cuadro azul destacaban sus dos joyas, Nairo Quintana y Alejandro Valverde. Dos líderes de campañillas en la una carrera interesante, que transcurre por unos parajes envidiables pero con una participación que no es la de antaño.

Estuvo dudando Alejandro Valverde estos días en explotar su dulce estado de forma debutando en el Tour de Flandes. Ya saben, Flandes, tierra dura, de tipos fuertes aguerridos, mal tiempo en ocasiones, carreteruchas de mil demonios, intransitables, un peligro en esencia y potencia.

Sin embargo Valverde veía con buenos ojos estar allí, como hace un año en A Través de Flandes y Harelbeke, en las que de hecho brilló. Tal y como hizo este año Nairo para aclimatarse de cara al pavés previsto para el Tour. Dicen que el colombiano pasó con nota, esperemos no haya trisca de la buena, porque ver a Nairo y recordar a Nibali surcar empedrados hace un año es como la noche y el día.

Finalmente Valverde descartó Flandes para ganas de la afición. Este ciclista mágico, único, que dice lanzar a Rojas y acaba ganado por si acaso -menuda confianza ofrece el murciano- que gana tres etapas en una Volta plagada de estrellas, que incluso parece recuperar la punta de velocidad perdida, este ciclista lo queríamos ver en Flandes pero no podrá ser.

Otra vez, como tantas otras, Valverde coge el camino seguro, el conocido. Sabemos que ir a Flandes le supone un plus de riesgo, y con ello van las Árdenas, pero al perfil conservador que distingue al ciclista se le añade el de su equipo, siempre tan prudentes, tan suyos.

Dios sabe cuánto nos gustaría saber qué habría pasado de haber tenido un ministerio del Tiempo y llevarnos al momento en que Valverde firmó por el equipo que tanto le ha dado, al que tanto debe, pero que tanto ha cuarteado las posibilidades de un ciclista cuyo límite es el mismo que ahora le adivinamos a corredores como Michal Kwiatkowski. Cuando una generación tiene un ciclista como Valverde cualquier opción parece plausible. Sin Roubaix entre sus opciones, Valverde podría haber optado a todo lo que se hubiera propuesto, ahora que parece tan ajeno a todo, podría ser otro buen momento, pero la prudencia se impone. Una vez más.

INFO

La gorra de Lucky Bästerds para primavera/verano

12

Ideal para usar debajo del casco. Es una gorra muy ligera que absorbe el sudor pero a la vez muy transpirable debajo del casco para mantenerte fresco. El material que utilizamos hace con que sea muy cómoda de utilizar. Confeccionadas a mano, en Barcelona.

Deja un comentario