Connect with us

La Quebrantahuesos y el cicloturismo mal entendido

Mundo Bicicleta

La Quebrantahuesos y el cicloturismo mal entendido

LBD Cambrils P

El sábado pasado tuvimos el gran día del cicloturismo español, la Quebrantahuesos. A cola de esta prueba de dimensión mundial recibí estos dos tweets del mismo firmante, entre alguna otra consigna: “hola tengo una inquietud. El sábado fui uno de los casi 8000 en qh. Has visto los primeros puestos? ….” y “… me indigna compartir una fiesta de ciclismo con apestados… que encima se disputan sprint. Me encantaría tu opinión…”.

Disfrutar del paisaje como si no hubiera un mañana
Bien, un servidor recibe comentarios similares últimamente con este perfil. Se me solicitan opiniones y no siempre se pueden atender. En esta ocasión la cantinela la llevo tiempo oyendo. Gente que se queja de la competitividad de las marchas, de que te meten cuneta, te sprintan en meta. Sinceramente quien hace esto en eventos cicloturistas no merece mayor comentario, pues ello resulta el peor desprecio.
Hace poco leí esta nota del Ayuntamiento de Puigcerdà sobre una de las marchas punteras en Catalunya, la Tres Nacions. En la misma se hablaba de clasificación de los participantes, hecho que trasciende sobre el enorme desconocimiento que envuelve estas organizaciones. Si uno de los garantes de una marcha de primer nivel habla así, qué hemos de esperar de sus participantes.
La Quebrantahuesos, así como su hermana pequeña de la Trepariscos, es un acontecimiento transversal que por varias facetas de mi vida conozco desde diferentes prismas. He corrido a pie con muchos que la han hecho o la quieren hacer y por mi vinculación laboral con el ciclismo sé de muchos que la conocen, y muchos de estos son ciclistas amateurs, cuando no exprofesionales, que también en Catalunya se dejan ver, por ejemplo, en la Terra de Remences, cuya primera línea y corte de cinta ha tenido a Roberto Heras, Joan Llaneras, Carles Torrent y el propio Xavier Tondo, en más de una edición. Todos me hablan maravillas de la marcha oscense.
De los comentados Roberto Heras ha pasado por el túnel del dopaje, pero sinceramente creo que al buen cicloturista coincidir con “apestados” le debe resbalar y todo lo demás son malabarismos. Veamos en este enlace al muro de Eduardo Chozas en FB la relación de los primeros en llegar al umbral de Sabiñánigo y las reacciones que generan tales ciclistas en el resto.
Josep Betalú, elite destacado a nivel nacional y tercero en finalizar esta QH, comenta al respecto: “El día que en la QH retiren los récords y los tiempos le quitarán todo su atractivo. A la gente le gusta medirse a los demás. Es sencillo tú vas a la prueba y puedes escoger entre competición o cicloturismo. Tampoco estoy de acuerdo con las personas que hablan  del lado oscuro de los participantes, pues eso no arregla nada. La solución sería implantar controles, como en otros países. En eso sí estaría de acuerdo”. Un servidor cree por eso que el debate no está ahí, sino en la esencia del cicloturismo.
Nuestros bisabuelos, quienes dieron forma al cicloturismo actual, con esas excursiones que publicaban en la prensa semanalmente explicando el recorrido, se reirían de muchas de las circunstancias que envuelven nuestro cicloturismo actual. Con todos los respetos, yo por cicloturista entiendo un mochilero sobre bicicleta que visita un lugar y otro y otro en uno, dos, tres o veinte días. Y sí, todo lo demás me parece un sucedáneo, llamado “ciclodeportiva”, oneroso para la industria de la bicicleta, pero sucedáneo al fin. 
Si te ha gustado, que espero que sí, algo al menos, dale a alguna de esas pestañas de divertido, interesante,…

Continuar leyendo
Te puede interesar...
5 Comentarios

Más en Mundo Bicicleta

Inicio