La resaca del Tour

0
2
vistas

Ya me disculparéis pero estos días, por cuestiones que atañen al que esto escribe, el blog ha estado out, y no, no ha sido por causas vacacionales, y sí por la propia inercia que uno lleva y que en ocasiones te impiden ver que el blog debía haber renovado el dominio antes de que tu alojamiento te diga que ya no estás en pensión completa.

Sea como fuere, pido disculpas, porque la resaca post Tour habia generado varios post que por suerte habían sido seguidos y bien acogidos por la modesta audiencia del lugar. Artículos que redondearon un mes de julio excelente para El Cuaderno de JoanSeguidor, como reza el Analytics, ese que todo lo canta, y la cantidad de muestras de cariño, retweets y menciones que se pudieron generar. Desde este mal anillado cuaderno, que en unos meses celebrará cinco años, gracias.

Así si me permitís, haré lo que en Catalunya llamamos “cinc cèntims” que no es otra cosa que recoger un pequeño testimonio de lo que aquí se leyó la semana pasada y que por ineptitud de uno se fue al garete. Es decir, perfilaremos lo que dijimos de Froome y los cinco protagonistas que escogimos del Tour que finalizo hace unos diez días para reprender, ahora sí con todo renovado y bien renovado, la marcha hacia la Vuelta que empieza en unas tres semanas:

. Chris Froome no ha matado a nadie: el inglés ganó su segundo Tour con menor margen sobre Nairo y con ás polémica que nadie. Gurús de todo tipo se han posicionado a favor y en contra de sus exhibiciones, humanas para unos, metafísicas para otros. De cualquiera de las maneras no nos pareció correcto que este ciclista tuviera que lidiar con ciertas actitudes y desprecios que hablan muy poco de la masa de público que acude a ver ciclismo a las cunetas.

. Nairo te deja frío: la segunda plaza de Nairo viene a refrendar que estamos ante un ciclista único porque dos veces que ha estado en el Tour y ambas ha sido segundo y mejor joven. Sin embargo la carencia de muescas de sufrimiento en el colombiano nos dejan con la duda, siempre, de si lo da todo. La sensación al final del Tour es que se le hizo corto y que no dio todo lo que tenía antes del suspiro final recorrió las impresiones de la afición. Ya se sabe que si se dejan las cosas para el final…

. Alejandro Valverde tenía un plan secreto: el murciano pisó el podio del Tour, al fin, y lo celebramos, pero no podemos esconder que su acceso al cajón de París tuvo el peaje de no ayudar al 100% a Nairo y eso al final pesó en el ánimo del balance del Movistar que pareció correr a por el doblete en el podio y no a por la victoria.

. Los dos balances de Contador: El ciclista madrileño llegó al Tour con el descargo del Giro pero con el cansancio del mismo. Nunca pareció estar en la pelea, corrió ausente y en los momentos decisivos no participó más que con su presencia. Su objetivo, él lo dijo, era el doblete, se ha quedado a medio camino. Para muchos ganar el Giro justifica una trayectoria deportiva, en su caso parece poco… la mitad del objetivo.

. El mejor triunfo de Peter Sagan: la eclosion de Peter Sagan hace cinco años en la París-Niza queda tan lejana que nos parece imposible que siga disputando el maillot blanco de jóvenes. Pero sí, el eslovaco sigue siendo muy joven. Antes ganaba con tal pasmosa facilidad que hasta sembraba recelos, ahora se queda a puertas un día sí y al otro también y despierta simpatía. Son las paradojas del ciclismo. Ni su pintoresco jefe cuestionó la carencia de resultados porque al final quedó su omnipresencia por encima de cualquier otra valoración.

Imagen tomada del FB del Tour de Francia

Deja un comentario